Todo cambia

Por Teresa Gurza

No cabe duda que las circunstancias cambian; y que bueno que así sea, porque la vida inmutable sería signo de retroceso y muy aburrida.

En los últimos años prácticamente todo se ha modificado; y ni en sueños podríamos haber adelantado por ejemplo, los avances de la tecnología, la extensión y magnitud del terrorismo, el aumento de refugiados que huyen por guerras de las que no tienen culpa, la existencia de bebés subrogados y las equivocaciones de encuestadores que nos han dado sorpresas lamentables, en Inglaterra y Estados Unidos.

Seguramente nuestras abuelitas no reconocerían como suyo, el mundo actual; y creerían estar viendo visiones al enterarse de lo ocurrido esta pasada semana en Bruselas y el Vaticano.
En Bruselas, sorprendió la presencia de un hombre en la tradicional foto que se toma como recuerdo, a las esposas de los líderes de la OTAN cuando sus maridos se reúnen cada año.

En esta ocasión, sobresalía en la fila de atrás un señor que para emplear el lenguaje diplomático usado en esos eventos, era el único primer caballero entre puras primeras damas acompañadas por la reina anfitriona, Matilde de Bélgica.

Y no se trataba de algún colado, sino de Gauthier Destenay esposo del Primer Ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel; quien al tomar posesión y presentarlo a su nación como su compañero, advirtió “Tengo solo una vida y no quiero ocultarla”.

¿Quién iba a imaginar hace pocos años que sería posible esa fotografía, cuando la mayoría de los homosexuales sufrían asedio, odio, discriminación y burlas?

Que por cierto, no han terminado; como pudimos ver esta misma semana, cuando casi al mismo tiempo que la foto de Destenay, apareció como contraste la imagen de un hombre al momento de recibir 85 latigazos, como castigo por haber sostenido una relación sexual consentida con otro hombre gay; porqué en Indonesia, como en muchos otros países sobre todo asiáticos y africanos, la homosexualidad está prohibida y penada por las leyes.

Novedad fue también, la recepción que el Papa Francisco dio en el Vaticano al presidente de Estados Unidos, Donald Trump y a su esposa Melania, que se dice es católica; y con quien incluso bromeó al preguntarle, si le preparaba a su marido un dulce esloveno que al Papa le encanta.
Lo raro, por supuesto, no fue hablar del dulce; aunque dudo que algún otro Papa se atreviera a tocar ese tema digamos “mundano” en una ceremonia oficial y que por cierto distendió el momento, sino que la pareja haya sido recibida y tratada amablemente por el Pontífice sin estar casada religiosamente; y en el caso de él, siendo dos veces divorciado.

Leo en una nota del diario La Nación, que Trump es de religión Presbiteriana; credo que profesa casi el tres por ciento de los gringos y por el que lo casó el pastor Norman Vincent Pale, con su primera esposa Ivana; madre de sus hijos Donald, Ivanka y Eric.

Y no es por criticar, pero al ver su figura cualquiera puede darse cuenta que Trump no tiene un personal trainer, que lo impulse a hacer ejercicio físico; como tan de moda está entre los que se sienten importantes y necesitan de ayudantes para todo.

Pero tiene en cambio, una “personal pastor” presbiteriana como él y llamada Paula White, que se encarga de viajar a donde Trump esté, para darle asistencia espiritual cuando la pide.
Cuando yo era chica, y un poco menos cuando era joven y fui la primera divorciada en mi familia, los divorciados y vueltos a casar eran aislados y los católicos no podían tener amistad con ellos, ni recibirlos en sus casas; y menos si volvían a casarse.

Y en colegios católicos como el mío, solo por excepción y “para que no fueran a perderse”, se aceptaba a niñas hijas de padres divorciados; y según recuerdo, había no pocas quejas por ello; que bueno que eso ha cambiado.

La tercera novedad que deseo aquí consignar porque es también de aplaudirse, consiste en que ante la situación de acoso y violencia contra los periodistas el gremio, que ha sido desunido, ha logrado unirse y ha anunciado algunas acciones.
Se empezó por publicar, un documento firmado por 45 organizaciones periodísticas nacionales y extranjeras.

No quiero destacar a ninguno, porque la acción ha sido conjunta y no podría por falta de espacio, poner todos los nombres; pero están en la lista, los principales periódicos del país y varios de América Latina y España.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login