El Salvador: Encuesta refleja desencanto generalizado hacia la política

Si bien la Asamblea Legislativa De El Salvador se ha caracterizado por sustentar las peores evaluaciones cuando se realizan las mediciones de este tipo, esta es la nota más baja (4.23) que la población ha otorgado a dicho Órgano de Estado y 83 de cada 100 personas consultadas opinan que hay alguna o mucha corrupción en el Congreso y 86 de cada 100 creen que sus intereses están poco o nada representados en los diputados.

El gobierno central ha sido evaluado con 4.79 y sobre los actuales magistrados el 57.9% de la población consultada valora como bueno o muy bueno el desempeño, aunque un 66.8% considera que es muy necesaria la depuración de los jueces, materia pendiente desde los Acuerdos de Paz de 1992.

Además, 68 de cada 100 encuestados considera que existe alguna o mucha corrupción dentro de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Sobre otras instituciones del aparato estatal, las autoridades universitarias señalaron que aunque hay una buena percepción del desempeño del Fiscal General, cuando se pregunta a la población si cree que la Fiscalía va a investigar delitos importantes, el 52.3% opina que es poco o nada probable que lo haga.

Entre otros datos presentados se mencionó que el 57.6% de la población consultada piensa que hay mucha corrupción en los dos gobiernos del FMLN y 21.3% considera que ha sido poca la corrupción.

También, tres de cada cuatro personas (76.25%) consideran que ha existido mucha corrupción en los gobiernos de ARENA y solo un 10% dijo que hubo poca corrupción. Por esta razón y a pesar del descontento con el actual gobierno, el 68.1% de la población cree que ARENA no debería volver a gobernar el país.

Estos resultados traen a cuenta además el estudio que hizo a inicios de año la Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción (SPTA) que, tomando las encuestas de la UCA desde el año 2000 hasta la última de 2016, muestran caídas considerables de la confianza de la población hacia las instituciones públicas y privadas.

La directora del IUDOP, Jeannette Aguilar, señaló que “en estas encuestas de opiniónconfluyen una serie de factores que tienen que ver con los problemas que enfrenta el país, con las capacidades que tiene el gobierno para encarar los problemas, factores asociados a la efectividad de las políticas públicas del gobierno y elementos que tienen que ver con el entorno. Hay un descontento histórico que no es exclusivo de este gobierno y obviamente después de 25 años de post conflicto se advierte un agotamiento de la población con la clase política y a este gobierno le ha tocado capitalizar ese cúmulo de reclamos, pero hay también problemas de gestión gubernamental en aspectos económicos, poca capacidad política para negociar y generar acuerdos y resolver los problemas”.

“Esto aunado al imaginario que la gente ha construido sobre la base de noticias en medios de comunicación y lo que escucha en su realidad cotidiana”, consideró Aguilar.

Omar Serrano, Vicerrector de Proyección Social de la UCA, afirmó que a tres años de gestión del Presidente Salvador Sánchez Cerén “es evidente el deterioro de la percepción de la población en cuanto al desempeño de este gobierno. En todas las variables consultadas solo hay una que tiene opiniones favorables: la entrega de útiles escolares, el resto solo hay calificaciones negativas”.

A pesar de que la nota es la más baja del Presidente, solo se compara con la que obtuvo Armando Calderón Sol, en el segundo gobierno de ARENA, a su tercer año de gobierno con 4.96.
Serrano interpreta esta percepción como que “el gobierno está hablando un lenguaje y el pueblo otro, hay un distanciamiento entre lo que se cree que es bueno para la gente y lo que la población está esperando. Las expectativas de la población no se están cumpliendo, la reducción o eliminación de subsidios, el aumento de tarifas de agua, el recorte de algunos gastos en materia social está afectando en la percepción de la población”.

Añaden: “No es que la encuesta refleje que el gobierno no hace cosas. Hace bastante, pero lo que hace no está beneficiando directamente a la población, la mejor prueba es que 81 de cada 100 personas encuestada se siente poco o nada beneficiada por este gobierno”.

De esta manera mejoras como el aumento al salario mínimo, carreteras, mayor acceso a la información, legalización de tierras, entrega de insumos agrícolas, mayores mecanismos de participación no se vean reflejados como logros del Ejecutivo en la encuesta.

Otro factor que la UCA considera puede estar incidiendo en la percepción negativa son los señalamientos de violaciones a derechos humanos por parte de la PNC y del Ejército en su lucha contra las pandillas, así como la figura del Presidente y funcionarios cercanos a este.
Según los investigadores además del descontento con el desempeño del gobierno, en la encuesta “hay un desencanto de la política, los políticos y la institucionalidad del país. La visión electorera anteponiéndose a las necesidades del país no está siendo bien vista por la población. Los señalamientos mutuos están grajeando repudio ante la población”.

El IUDOP valora que ante esta negativa a la gestión del gobierno central “cualquiera podría pensar que el principal beneficiado es ARENA, pero no lo es, ya que no está capitalizando este descontento y, por el contrario, el 75% de la gente no quiere que vuelva a gobernar y opina que hubo más corrupción en los gobiernos del partido de derecha que en los de izquierda. Además, la población no ve bien la política de boicot económico a toda iniciativa del gobierno pensando en los réditos electorales por parte de ARENA, quien se equivoca al pensar que está logrando el apoyo popular”.

Serrano señaló que ante este panorama “hay un vacío de representatividad y la gente no tiene una tercera vía. Los otros partidos no representan una alternativa a la población”.
La muestra de percepción sugiere algunas recomendaciones para combatir la corrupción como prohibir a las personas vinculadas con el crimen organizado para ser candidatos, investigando el patrimonio de los propuestos a cargos públicos y que los partidos declaren el origen de los fondos para sus campañas. También el 83.4% de personas consideran muy importante que se inicien investigaciones en el sistema financiero nacional, que se investigue a los dueños de los bancos para poder desmontar el entramado de lavado de dinero que parece estar produciéndose en el país.

Además sugieren que la Fuerza Armada abra los archivos de la guerra para el esclarecimiento de casos de graves violaciones de derechos humanos.

“A partir de este desencanto generalizado de la gente con el sistema político y si el gobierno sigue haciendo lo mismo y apostando por las mismas medidas, si no hay signos evidentes de cambio, esta percepción negativa de la población puede agudizarse todavía más”, concluyó Omar Serrano.

Fuente: Transparencia Activa

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login