Eclipse

Por Teresa Gurza

La última vez que pasé un eclipse total de sol, fue hace como dos décadas y lo hice frente al espacio de los changos del parque zoológico de Morelia.

Fue divertidísimo, porque a la hora en que empezó a obscurecerse, los animales se metieron en sus jaulas; y los siete que vivían en los árboles, brincaron con todo y crías colgando a la rama más cercana disponiéndose a dormir.

Y cuando a las dos horas y media regresó la luz, empezaron a estirarse como si despertaran de una larga noche; me he quedado siempre con la duda, de si advirtieron sucedía algo raro.

Por su lado, los jardineros y campesinos michoacanos colocaron moños rojos sobre árboles y cosechas, las embarazadas se escondieron, y en muchas casas las mamas destrenzaron el pelo de sus niñas, tal como en Viernes Santo, para evitar que el diablo trepara por ellas y pudiera lavarles el cerebro “hacía el mal”.

El anterior eclipse total de sol me tocó unos quince años antes, en el Club de Golf México usando antifaces de papel celofán; que alguien nos dijo era conveniente usar, para no amolarnos los ojos.

Y ahora estamos en vísperas de otro, que ocurrirá este lunes 21; y en México será parcial.

De acuerdo con datos de la UNAM, comenzará a las 12 horas con dos minutos, tiempo del centro del país; el punto máximo, será a la una de la tarde 19 minutos y finalizará a las dos con 48 minutos.

Podrá verse como eclipse total, en una franja del territorio de Estados Unidos; por lo que en México los mejores lugares para observarlo, son los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; donde la luna cubrirá entre el 40 y el 70 por ciento del sol.

En el boletín de la UNAM de vinculación con los exalumnos, la investigadora del Instituto de Astronomía (IA), Gloria Delgado, explicó que en la Ciudad de México el oscurecimiento solar será sólo del 27 por ciento; por lo que de no saberlo, nos parecerá solo un día nublado.

Sin embargo, la UNAM recomienda que lo observemos a través del hoyito de una cartulina, por el que se hagamos pasar la luz solar; si queremos mirarlo directamente, tendrá que ser con filtros especiales o máscaras de soldar; porque de otra forma, arriesgamos daño en los ojos.

Una buena opción será verlo por televisión.

Los eclipses de Sol y Luna se conocen desde la antigüedad y ocurren cuando el Sol, la Luna y la Tierra están alineados; por lo que al verlos desde la Tierra, nos parece que la Luna o el Sol, según se trate, quedan ocultos.

Los eclipses lunares se registran cuando la Tierra queda entre el Sol y la Luna, y ésta cruza la sombra de la Tierra; y los solares, cuando la Luna se atraviesa entre nuestro planeta y nuestra estrella.

Es el movimiento de la Luna el que marca los tipos de eclipses solares; son totales, cuando la Luna está cerca de su punto más próximo a la Tierra (perigeo); y anulares (o parciales) cuando está, en el más alejado (apogeo).

La razón por la que podemos ver eclipses totales de Sol, estriba en que la Luna es 400 veces más pequeña que el Sol y como está unas 400 veces más cerca de nosotros, puede cubrirlo por completo.

Cada año ocurren dos o tres eclipses solares parciales; y cada tres, dos totales; pero al no poderse ver todos en los mismos sitios, es que los recordamos tanto; el próximo eclipse solar total que podrá verse en territorio mexicano, será en 2024.

El lunes, día del eclipse los institutos de Astronomía y de Geofísica de la UNAM, realizarán diversas actividades en las explanadas del Universum y del IA de Ciudad Universitaria, en un horario de 10 de la mañana a tres de la tarde.

Habrá transmisiones en directo desde la NASA y desde el Observatorio Astronómico Nacional en la Sierra de San Pedro Mártir, en Baja California; y pláticas de divulgación científica a cargo de Julieta Fierro y Alejandro Lara, quienes hablarán sobre ¿Por Qué son Espectaculares los Eclipses? y Bajo la Piel del Sol.

En las dos explanadas mencionadas, se instalarán telescopios con filtros especiales para poder observar el fenómeno directamente; y habrá tarjetas para proyectar el eclipse en superficies claras y lisas como piso o paredes.

La entrada será libre; pero el cupo es limitado.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login