Familias deploran orden de Uribe de rescatar a rehenes en poder de las FARC

Las familias de los secuestrados en poder de las FARC rechazaron la orden del presidente colombiano, Alvaro Uribe, a las tropas para que rescaten a los cautivos, advirtiendo que ello significará su muerte, y exigieron a las partes negociar un canje de rehenes por guerrilleros presos.

Yolanda Pulecio, madre de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada desde hace 39 meses, se expresó este domingo “sorprendida” y “angustiada” por la advertencia de Uribe de que mantiene en firme su orden de rescatar a los rehenes por la vía militar.

“Me sorprende porque la última vez que lo vi le supliqué que de ninguna manera intentara el rescate de mi hija Ingrid y de los otros secuestrados, porque era la muerte para ellos”, declaró Pulecio.

La madre de Betancourt señaló que un pedido similar le formuló a Uribe el presidente de Francia, Jacques Chirac, durante una conversación telefónica cuya fecha no precisó.

“Le pidió que por favor no fuera a rescatar militarmente a Ingrid (quien también tiene nacionalidad francesa). Me duele, me angustia muchísimo, y espero que recapacite”, afirmó.

“El sabe que los matan. Por qué nos pone a sufrir este dolor tan grande y la pena de perderlos. No hay derecho, él tiene que respetarnos”, añadió Pulecio, al evocar la ejecución por parte de las FARC de un gobernador, un ex ministro y ocho militares durante una fallida operación de rescate el 5 de mayo de 2003.

Durante un consejo comunitario en la ciudad de Cali (suroeste), al que asistieron familiares de 12 ex diputados cautivos desde el 11 de abril de 2002, Uribe reiteró el sábado a la fuerza pública la orden que tiene de rescatar a 59 colombianos y tres estadounidenses que las FARC pretenden canjear por unos 500 rebeldes presos.

“A mí no me gusta hablarle a los colombianos con mentiras. La instrucción que le he dado al Ejército y a la Policía es que los rescaten”, dijo Uribe, quien sin embargo reiteró que el gobierno está dispuesto a discutir con las FARC el intercambio humanitario bajo las condiciones que él ha fijado.

El mandatario insistió en que no desmilitarizará dos municipios del departamento de Valle (suroeste), como exigen las FARC, y señaló que los insurgentes que sean liberados deben desmovilizarse.

Uribe aseguró que “sufre” por los rehenes, pero subrayó que está ante el dilema de conciliar el “dolor” con sus “responsabilidades como presidente”.

“Nos preocupa esta posición y dejamos en manos del presidente la vida de nuestros familiares. Cualquier cosa que pueda ocurrir con ellos en una operación de rescate será responsabilidad del presidente”, declaró a la AFP Fabiola Perdomo, esposa del diputado Juan Carlos Narváez.

Perdomo afirmó que Uribe tiene un “doble discurso”, y sostuvo que “no es un secreto que el gobierno ha intentado rescatar a los ex diputados”, quienes, según ella, se encontrarían en el departamento de Cauca.

“Las FARC han amenazado con matar a los secuestrados si intentan rescatarlos. Por eso nos aterran estos anuncios del gobierno. Esperamos que el presidente entienda que por encima de la vida no hay nada, ni siquiera las instituciones”, añadió.

Para realizar el canje, el grupo armado exige que sus hombres le sean entregados en una zona desmilitarizada que abarcaría las localidades de Florida y Pradera, pero Uribe sostiene que un intercambio en esas condiciones le daría “licencia” a la guerrilla para seguir secuestrando.

Las FARC, que no dan a conocer pruebas de supervivencia de ningún secuestrado desde hace siete meses, aseguraron recientemente a la AFP que la situación de los cautivos “es buena” porque “quienes los cuidan han logrado protegerlos de las infructuosas operaciones militares de rescate”.

You must be logged in to post a comment Login