Las expulsiones de Cuba “no son aceptables”, subrayó el canciller español

Las expulsiones de diputados y periodistas europeos de Cuba “no son aceptables”, subrayó este domingo en Córdoba (sur) el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, al reconocer que este hecho puede afectar las relaciones de la isla con Europa.

Sin embargo, el canciller añadió que existe un elemento “positivo”, que es la reunión en Cuba de la disidencia cubana.

La cancillería había protestado el viernes pasado ante la embajada de Cuba en Madrid por la expulsión “inaceptable” de dos ex senadoras españolas del Partido Popular (PP, derecha) y de un diputado catalán de Convergencia i Unió (CiU, democristiano), que finalmente se quedó en La Habana a condición de no participar en la primera convocatorio pública de la disidencia cubana, foco del conflicto.

Al referirse a la Asamblea para promover la Sociedad Civil, primer encuentro público de la disidencia cubana en Cuba, Moratinos dijo que “hay que reconocer que se ha producido un encuentro de disidentes donde estas personas han podido criticar, dialogar y organizarse, y eso se puede considerar como un elemento positivo”.

Tras considerar también que “es negativo” el hecho de “que se haya producido esta expulsión”, y asegurar que el Gobierno así lo “expresó a las autoridades cubanas”, el ministro advirtió que estos hechos puedan afectar a las relaciones de Cuba con Europa.

No obstante, Moratinos manifestó su esperanza en poder “proseguir el diálogo con las autoridades cubanas”.

“Este episodio tendrá una repercusión a nivel europeo en la futura política respecto a Cuba que se revisará en junio”, declaró por su parte el secretario general de Convergenica i Unió (CiU), el democristiano Josep Antoni Durán Lleida, sumándose así a la condena expresada por el Gobierno central respecto a la actitud del Gobierno de Cuba.

“Seguramente, en Estados Unidos, se estarán frotando las manos” con esta situación, lamentó Durán.

Entretanto, el opositor Partido Popular (PP, derecha) sigue aprovechando el incidente para criticar la política exterior del actual gobierno español.

En un virulento discurso en Valencia (noreste), el presidente del PP, Mariano Rajoy, había criticado el sábado al Gobierno por ser “amigo” de dos dirigentes “bananeros” y “hacerse el simpático” ante ellos, en referencia al (que consideró) “tirano” cubano Fidel Castro y al venezolano Hugo Chávez, al que calificó de “desquilibrado” y “memo”.

Este domingo, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, dijo que las expulsiones de políticos y periodistas europeos de Cuba “demuestran la degradación” de la política exterior española, que consideró “pro cubana y castrista”.

You must be logged in to post a comment Login