Chavistas exigen extradición de Posada Carriles ante embajada de EEUU

Decenas de simpatizantes del presidente venezolano, Hugo Chávez, manifestaron este lunes frente a la embajada de Estados Unidos en Caracas para exigir la extradición del anticastrista Luis Posada Carriles.

Los chavistas, ataviados en su característico color rojo, portaban carteles en los que acusaban al gobierno de Estados Unidos de “tener doble cara” y gritaban consignas como “El gringo lo sabe, aquí el que manda es Chávez”, “Chávez sí, CIA no” y “Cuba sí, yankees no”.

“Esperamos que se respete el acuerdo de extradición, se juzgue (a Posada Carriles en Venezuela) y se acabe con la impunidad, ha quedado descubierto ante el mundo la doble cara de Estado Unidos”, dijo a periodistas el diputado oficialista Darío Vivas, que lideró la protesta.

Vivas entregó al ministro consejero de la sede diplomática norteamericana, Stephen McFarland, un documento donde se pide a Washington extraditar a Posada Carriles, quien fue detenido el martes 17 de mayo en la ciudad de Miami, cuatro días después de que Venezuela iniciara los trámites para solicitar su extradición.

“Es tiempo que los estadounidenses dejen de actuar prepontentemente, no sigan haciéndose cómplices de actos de terrorismo”, dijo Vivas a McFarland, quien le respondió que la decisión de extradición del anticastrista nacionalizado venezolano depende de los tribunales estadounidenses.

“Esta es una manifestación pacífica, no tengo problema en acercarme, porque respeto a los que manifiestan para defender sus ideas”, dijo McFarland, quien acotó: “Esto es un ejemplo para los cubanos y otros pueblos que no tienen esa libertad de protestar”.

“Las presiones políticas no vienen al caso”, dijo el diplomático frente a los manifestantes.

La embajada, ubicada en el exclusivo sureste capitalino, permanecía resguardaba por piquetes de la militarizada Guardia Nacional (GN).

Venezuela pide a Posada Carriles por el atentado con bomba que en 1976 hizo estallar un avión de Cubana de Aviación sobre las costas de Barbados, provocando la muerte de 73 personas.

El anticastrista de 77 años, también solicitado en La Habana por actos terroristas, aguardaba en una prisión de la ciudad estadounidense de El Paso, en Texas, el desarrollo de un proceso de deportación que, según su abogado, podría demorarse hasta dos años.

You must be logged in to post a comment Login