Loeb estrena 2007 en Montecarlo con primera victoria del Citroen C4

El francés Sébastien Loeb, vigente tricampeón mundial WRC, y su copiloto el monegasco Daniel Elena (Citroen C4) ganaron este domingo en el glamuroso puerto de Mónaco el 75o Rally de Montecarlo, estrenando de la mejor manera posible el Mundial-2007 y su nuevo Citroen C4.

Tras la 15a y última etapa cronometrada, una superespecial en torno al puerto de Mónaco, Loeb, en cabeza desde el comienzo de la carrera el jueves por la noche, superó en la clasificación general al otro C4 oficial pilotado por el español Dani Sordo y al Ford Focus del finlandés Marcus Gronholm.

Con esta cuarta victoria en el Principado tras 2003, 2004 y 2005, el francés iguala el palmarés de cuatro grandes como el italiano Sandro Munari, el alemán Walter Rohrl, el español Carlos Sainz y el finlandés Tommi Makinen… a los que espera alcanzar esta temporada ganando su cuarto título mundial consecutivo.

Pero, por ahora, Loeb puede disfrutar de este primer triunfo del C4 en competición, en su debut oficial, y del doblete de Citroen conseguido gracias al ímpetu del joven Dani Sordo, que llegó en segundo lugar al puerto de Mónaco en una superespecial con aires de Fórmula 1.

Los 2,8 km de recorrido, curiosamente disputados con neumáticos de nieve bajo el sol, permitieron al australiano Chris Atkinson (Subaru Impreza) ponerse 4o, arrebatándole esa plaza al finlandés Mikko Hirvonen (Ford Focus) por tan sólo dos décimas después de correr 328 km en todo el rally.

La tercera posición ya la tenía asegurada el finlandés Marcus Gronholm (Ford Focus RS), ganador el año pasado en Montecarlo pero que este fin de semana no tuvo nada que decir en ningún momento en un rally demasiado imprevisible para su gusto.

Es una de las enseñanzas de esta edición: con una única marca de neumáticos, BF Goodrich, para todas las escuderías tras la retirada de Pirelli y sin nieve, la elección de las gomas fue determinante durante toda la carrera.

Los tres líderes de equipos – Loeb, Gronholm y el noruego Petter Solberg (Subaru Impreza) – se equivocaron en un momento u otro, a veces con consecuencias claras en la general.

Además, el regreso del Rally de Montecarlo a las regiones francesas de Ardeche, Haute Loire y Vercors tras diez años de ausencia fue recibido por un público numerosísimo, compuesto por decenas de miles de espectadores, muchos seguidores de Loeb.

Tras acortar las pruebas del jueves por la mañana por problemas de aglomeración, el público respondió bien y a partir de entonces todo transcurrió con normalidad. Es decir, con Loeb delante y todos los demás detrás.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login