La reina Isabel recorre primer asentamiento británico en Estados Unidos

La reina Isabel II de Gran Bretaña recorrió el viernes el primer asentamiento británico permanente en Estados Unidos, cerca de la costa de Virginia, donde los pioneros arribaron hace 400 años y cambiaron el curso de la historia.

La reina y su esposo, el príncipe Felipe, estuvieron acompañados del vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, y su esposa, Lynne, al llegar al sitio arqueológico de Jamestown.

El paso de la reina -vestida con un vestido turquesa y sombrero a tono- fue acompañado por una multitud de curiosos que aplaudían y sacaban fotos, mientras otros le entregaban ramos de flores.

Una sonriente monarca pasó frente a una serie de casas con techo de paja construidas al estilo del siglo XVII e ingresó a la plaza principal, donde observó a actores que representaban a los pioneros ingleses y sus esclavos africanos.

“En este rincón de Virginia tuvieron lugar acontecimientos muy importantes, y se introdujeron grandes y nobles tradiciones en Estados Unidos”, dijo Cheney.

“De ahí que rindamos homenaje a la primera colonia británica en América del Norte y celebremos el 14 de mayo como un momento providencial en la vida de esta nación”.

La reina visitó por primera vez Jamestown en 1957, cuando Virginia era una sociedad profundamente segregada entre negros y blancos y el 350 aniversario se dedicó totalmente a la llegada de la cultura europea a América del Norte.

Los 104 hombres y niños que fundaron el primer asentamiento inglés permanente en el Nuevo Mundo en 1607 pusieron en marcha la creación de Estados Unidos, pero también llevaron un derramamiento de sangre sin igual a las tribus nativas de Norteamérica.

Entre las actividades del día el príncipe Felipe inspeccionó una réplica del Susan Constant, el mayor de los tres navíos que llevaron a los pioneros a través del Atlántico.

Más tarde, ante una audiencia que incluía a Cheney y al gobernador de Virginia Tim Kaine en la colonial Williamsburg, la antigua capital de Virginia, la reina dijo que había oído mucho sobre los cambios en Jamestown desde su primera visita en 1957.

“Pero las descripciones no nos preparan para la realidad”, agregó, y se dijo “muy impresionada” con lo que había observado.

“Como a muchos otros, me conmovió caminar por el sitio arqueológico donde alguna vez se alzó el fuerte original e imaginar algo de la experiencia de aquellos primeros colonos cuando desembarcaron en el Río James”.

Durante la visita de seis días de la reina, que comenzó el jueves, Isabel II se hará un lugar el sábado para acudir a las carreras de caballos del Derby de Kentucky, y el lunes cenará con el presidente George W. Bush en la Casa Blanca.

You must be logged in to post a comment Login