Leopardo al Sol

Según la autora, donde quiera que van los Barraganes los sigue el murmullo. La maldición entre dientes, la admiración secreta, el rencor soterrado. Viven en una vitrina. No son lo que son sino lo que la gente cuenta, opina, se imagina de ellos. Mito vivo, leyenda presente, se han vuelto sacos de palabras de tanto que los mientan. Su vida no es suya, es de dominio público. Los odian, los adulan, los repudian, los imitan. Eso según. Pero todos, por parejo, les temen. Los sucesos fueron reales, pero de tanto contarlos se hicieron leyenda. O al revés: fueron leyenda y de tanto contarlos se volvieron verdad. Es lo de menos, para Restrepo.

¿ Qué sucede con los miembros de una sociedad tribal, al margen del Estado, cuando caen en sus manos cantidades estrafalarias de dólares y de armas sofisticadas? ¿Qué pasa cuando sus integrantes se convierten de la noche a la mañana en amos del violento imperio del narcotráfico? ¿Quién puede parar la cadena de sangre que se desata entre ellos cuando, según sus leyes ancestrales, la enemistad no se rige por la justicia sino por la venganza?

Leopardo al Sol explora dimensiones humanas, ocultas del “alma” de la mafia colombiana, logra una radiografía de la intensidad y complejidad del honor y de la muerte; de su peculiarísimo código ético y su deslumbramiento con el dinero. Para desvelar este universo, Laura Restrepo emprendió una investigación de once años, hasta romper el código del silencio.

Leopardo al Sol es una ficción basada en una temible saga de la vida real, en la que dos familias rivales del desierto de La Guajira, al norte de Colombia, se condenan mutuamente a una incontenible cadena de sangre. Aunque emparentadas entre sí y provenientes de una cultura común, cada una de ellas, encuentra una manera diversa de evolucionar y de enfrentar a su rival.

La novela está escrita en dos tiempos: en un pasado vertiginoso donde se mueven los actores de la violencia, mientras que en un presente detenido la gente común, esos colombianos anónimos, víctimas del frenesí del narcotráfico, comentan los hechos a manera de coro, no griego sino caribeño. La novela es brutal y cruda en su lenguaje, pero suavizada por la historia de amor que transcurre entre sus páginas, y humanizada por el protagonismo de las mujeres en su afán de preservar la vida de sus hijos.

Leopardo al Sol es producto de arduo trasiego: Laura Restrepo trabajó primero en ella como una serie documental para un noticiero de televisión, luego como reportaje para una revista semanal; años más tarde como guión para una película que nunca fue realizaba por amenazas de los involucrados y finalmente, ya “traducida” a la ficción, es publicada como novela.

En esta novela aunque son los hombres los que mueren, en realidad son las mujeres las que les motivan a ellos: por una mujer se inicia la guerra, ella es la madre de los Barragán, Severina es la que impulsa a sus hijos a la guerra, y son las esposas las que piden el final de la violencia. Y así, entre la historia de sangre se entremezclan algunas historias de amor, que como crítica a esta novela son lo peor que tiene la obra. Restrepo desarrolla un elevado tono de sabor a telenovela en sus relatos amorosos, y se pierde.

Toda la novela está narrada por gente del barrio donde viven los Barragán, que a la exposición de los hechos unen sus propias opiniones sobre la guerra. Estos relatos pueblerinos ponen un toque de humor y conciencia de quienes son testigos desde afuera de esta lucha fraticida y de la cual por momentos incluso abusan del beneficio del dinero fácil.

El final nos lleva a la idea de que nadie puede escapar a su propio destino. Por otra parte el ambiente en que transcurre toda la historia es tal vez una semblanza de la Colombia tomada por la sangre y la violencia y donde el asesinato es lo cotidiano.

En definitiva se trata de una novela muy entretenida y atrapante, y de lectura veloz.
Laura Restrepo González nació en Bogotá en 1950. Se graduó en Filosofía y Letras en la Universidad de los Andes y posteriormente hizo un postgrado en Ciencias Políticas. Fue profesora de Literatura en la Universidad Nacional y del Rosario. Se dedicó a la política y al periodismo.

En 1983 fue nombrada por el presidente Belisario Betancur miembro de la comisión negociadora de paz entre el gobierno y la guerrilla M-19. Vivió el exilio político durante cinco años entre México y Madrid, manteniendo contactos con el ala política del grupo guerrillero M-19, intentando crear un nuevo foro de negociaciones. Su labor concluyó en 1989, cuando el M-19 abandonó sus armas y se convirtió en un partido de oposición legal, lo que le permitió volver a su país.

Ha trabajado en la Revista Cromos y ha sido editora, entre otras publicaciones, de la revista Semana, actividad que alternó con la escritura. En México colaboró como columnista en el diario La Jornada y en la Revista Proceso.

Con la novela Dulce Compañía resultó ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 1997 de novela escrita por mujeres, que otorga la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Ha sido merecedora además del Prix France Culture, premio de la crítica francesa a la mejor novela extranjera publicada en Francia en 1998, y del Premio Arzobispo Juan de Sanclemente 2003, otorgado por los alumnos del Liceo de Santiago de Compostela a la mejor novela en lengua española.

En 2004 se da a conocer al público hispanoamericano al obtener el Premio Alfaguara de Novela con Delirio.

Figura entre los autores latinoamericanos más destacados del momento, y sus libros han sido traducidos a más de una docena de idiomas. En la actualidad vive en Bogotá, donde acaba de ser nombrada directora del Instituto de Cultura y Turismo.

“Del mito a la leyenda y de ahí un salto a la obsecuencia ciega y siniestra del poder seductor del dinero y el crimen temerario”

Se puede adquirir este libro en Politics & Prose, ubicado en:
5015 Connecticut Avenue, NW, Washington, DC 20008 Tel 202-364-1919 o en el sitio http://www.politics-prose.com/

You must be logged in to post a comment Login