Juez rechaza cartas de verificación del Seguro Social

El juez federal de California, Charles Breyer, suspendió el miércoles un programa de verificación del Seguro Social de los trabajadores que intentaba impulsar el gobierno como parte de su lucha contra la inmigración indocumentada. La aplicación de esa medida podría causar “daño irreparable” a los trabajadores y empleadores inocentes, señaló el juez en su decisión, que fue rechazada por el gobierno federal pero elogiada por grupos empresariales y sindicales.

El secretario de Seguridad Interna, Michael Chertoff, mostró su “decepción” por la decisión, pero señaló que el juez Breyer rechazó muchos de los argumentos legales de los grupos que demandaron al gobierno por ese programa.

El gobierno federal planeaba enviar el mes pasado unas 140 mil cartas de notificación a unos 8 millones de empleadores, pero por segunda vez un juez pospone esa acción mientras siga en las cortes en proceso la demanda.

El vicepresidente de Cámara de Comercio de Estados Unidos, Robin Conrad, elogió la decisión judicial al indicar la preocupación por la autoridad del gobierno y el impacto de la medida en los pequeños negocios.

El empleador que recibe una carta de notificación para verificar el número del Seguro Social de los trabajadores tiene 90 días para responder, de lo contrario enfrenta “la amenaza de una responsabilidad civil y penal”, señaló Conrad.

La Cámara de Comercio se unió con otras organizaciones empresariales a la demanda que presentó la central sindical AFL-CIO y otros grupos sindicales contra el programa de verificación del Seguro Social impulsado por el gobierno.

“El próximo paso lógico es que el gobierno federal apruebe una reforma migratoria integral”, dijo Conrad, que señaló que los intentos de regular los asuntos de inmigración a nivel federal o estatal podrían tener un efecto negativo en la economía.

El vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), Eliseo Medina, dijo que el programa del gobierno afectaría a miles de trabajadores que enfrentarían la discriminación o la pérdida de su trabajo.

“La decisión envía un mensaje claro que no serán toleradas las medidas punitivas que intentan estar por encima de la ley”, dijo el líder sindical, que pidió una reforma migratoria que abarque “nuestros buenos sentimientos y humanidad”.

Agregó que “es tiempo de detener esta creciente tendencia de medidas poco sabias de solo aplicación de la ley que hace más miserable la vida de muchos de nuestros trabajadores dedicados y muchos mal pagados”.

“Es tiempo de detener las redadas indiscriminadas y volver a la búsqueda de soluciones que fortalezcan, y no dividan a nuestro país”, enfatizó.

Por su parte, Chertoff manifestó que la decisión judicial “es otro recordatorio más de por qué necesitamos que el Congreso apruebe una reforma migratoria integral”.

“Continuaremos aplicando firmemente nuestras leyes de inmigración mientras revisamos todas las opciones legales disponibles en respuesta a esta decisión”, señaló.

You must be logged in to post a comment Login