Presentan caso de empleadas domésticas ante la CIDH

Organizaciones civiles presentarán en dos semanas una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos para que levante la inmunidad diplomática en casos de explotación laboral. 

“La inmunidad diplomática significa que ningún diplomático puede ser llevado ante la justicia en las cortes estadounidenses cuando esclavizan a sus trabajadoras”, señaló la abogada de la ACLU, Jennie Pasquarella, durante una protesta el sábado.

Agregó que “los diplomáticos deben ser embajadores de buena voluntad y diplomacia internacional. Pero muchas veces algunos diplomáticos son embajadores de la esclavitud, tráfico de seres humanos, explotación laboral y abuso físico y sexual”. 

La ACLU y organizaciones civiles como CASA de Maryland, Global Rights, Break the Chain Campaign y Andolan, presentarán el caso junto con con empleadas domésticas de Chile, Argentina, Bolivia, Bangladesh, Indonesia y Zimbabwe.

Cada año unas tres mil empleadas domésticas inmigrantes viajan a Estados Unidos a trabajar en los hogares de diplomáticos de Nueva York y Washington, dijo Pasquarella en la marcha que comenzó en el Departamento de Estado y terminó frente a la OEA. 

La abogada citó el caso de la empleada doméstica Raziah Begum, una de las mujeres que presentó la queja ante la CIDH, quien trabajaba para diplomáticos de Bangladesh en la Organización de Naciones Unidas (ONU).
 

“Por dos años, Raziah estuvo como prisionera en el apartamento del diplomático. Se le confiscó su pasaporte y nunca se le permitía salir del apartamento. Raziah trabajaba todo el día por 29 dólares mensuales”, relató.

Agregó que sus jefes escondían a Raziah cuando venían invitados, y cuando se quedaban a pasar la noche, la empleada doméstica tenía que dormir debajo de la mesa para que no la vean. 

La petición ante la CIDH pide a Estados Unidos que cumpla sus obligaciones bajo la Declaración Americana de los Derechos del Hombre para asegurar que ninguna clase de trabajador sufra abusos de derechos en el país con impunidad.

El documento pide, en cumplimiento con las leyes internacionales, que Estados Unidos asegure que trabajadores con visas especiales sepan sus derechos y dónde buscar ayuda y monitoree la conducta del empleador e imponga sanciones. 

Asimismo, pide que la policía aplique las leyes en casos de tráfico de personas y esclavitud, sin considerar si el perpetrador es un diplomático.

Pasquarella dijo que el próximo mes el Congreso debe aprobar una legislación que proteja a las trabajadoras domésticas y les proporcione compensación bajo la ley de Protección a las Víctimas del Tráfico de Personas.



Nota relacionada: Empleadas domésticas piden fin de inmunidad a diplomáticos en casos de abuso laboral. Link:https://www.metrolatinousa.com/article.cfm?articleID=17124


 

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login