Intenso programa para las Reuniones Anuales del Banco y el FMI

Los ministros de hacienda y desarrollo de todo el mundo participan esta semana en las deliberaciones sobre la orientación estratégica del Grupo del Banco Mundial. La semana pasada el presidente Robert B. Zoellick esbozó las prioridades estratégicas de la institución en un discurso en el que hizo un llamado a "una globalización incluyente y sostenible" para que los 1.000 millones de personas más pobres del mundo se puedan beneficiar en mayor medida del crecimiento económico mundial.

Delegaciones de 185 naciones miembro se darán cita con ocasión de las Reuniones Anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que se llevarán a cabo en la ciudad de Washington del 20 al 22 de octubre.

La mayor atención de este encuentro se centra en la reunión del Comité para el Desarrollo, un comité ministerial conjunto del Banco y el FMI, que tendrá lugar el 21 de octubre. Durante las deliberaciones se analizará en profundidad la misión del Grupo del Banco Mundial de superar la pobreza en todo el mundo mediante la formación de consenso sobre cuestiones relativas al desarrollo. Además, las Juntas de Gobernadores del Banco y del FMI serán informadas sobre los recursos financieros que se necesitan para promover el crecimiento económico en los países en desarrollo. El programa del Comité para el Desarrollo se centrará en los siguientes temas:

La orientación estratégica del Grupo del Banco Mundial El refuerzo de la función de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el principal mecanismo financiero del Banco para los 80 países más pobres y más frágiles del mundo, de los cuales 39 se encuentran en África.

 

Además, los 24 miembros del Comité para el Desarrollo, algunos de los cuales representan a grupos de países, se enterarán de los progresos que está realizando el Banco con sus programas orientados a abordar el cambio climático e introducir tecnologías de energía limpia en los países en desarrollo.

Los delegados también recibirán documentos sobre otras cuestiones importantes en materia de desarrollo, tales como alivio de la deuda, bienes públicos mundiales, ayuda para el comercio, intensificación de la asistencia a los países en desarrollo, el financiamiento del Banco a los países de ingreso mediano, y voz y participación de los países en desarrollo y en transición.

Se espera que el presidente Zoellick insista en la necesidad de que los pobres del mundo se beneficien de una economía cada vez más globalizada a través de los programas de lucha contra la pobreza, un crecimiento ambientalmente sostenible y el desarrollo social.

La visión de Zoellick, presentada durante el discurso del 10 de octubre al cumplirse los primeros 100 días de su mandato como presidente, incluye los siguientes aspectos:

Intensificación del desarrollo de los países más pobres Ampliación de los programas en los países de ingreso mediano Mayor participación en la búsqueda de soluciones a los problemas de alcance mundial, como el cambio climático.

 

Un elemento fundamental de la estrategia es la reposición de los recursos de la AIF, el fondo que desembolsa entre US$8.000 y US$9.000 millones al año en créditos sin intereses y donaciones para los países más pobres del mundo. A pedido de Zoellick, el Directorio del Banco ha convenido recientemente en duplicar la contribución del propio Grupo del Banco Mundial a la AIF, aporte que totalizará US$3.500 millones. La mitad de esta cantidad ha sido prometida por la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), la institución afiliada del Banco que promueve el desarrollo del sector privado, y la otra mitad por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), que otorga préstamos y asistencia a países de ingreso mediano.

Zoellick ha hecho un llamado al Grupo de los Ocho y a otros países desarrollados para que cumplan los compromisos de aumentar la ayuda a los países que sólo pueden recibir financiamiento de la AIF, muchos de los cuales corren peligro de no alcanzar sus Objetivos de desarrollo del milenio (ODM) para el año 2015, como erradicar la extrema pobreza y el hambre y lograr la educación primaria universal. El presidente Zoellick ha señalado que la adaptabilidad de la AIF y la rapidez de sus desembolsos han sido especialmente beneficiosas en países que salen de un conflicto, como Bosnia, Rwanda y Mozambique.

Otro aspecto fundamental de la estrategia del Banco para el futuro que será examinado por el Comité para el Desarrollo es la intensificación de las relaciones con los países de ingreso mediano y la ampliación de los servicios financieros y de asistencia técnica a esas naciones, donde vive el 70% de los pobres del mundo. A tales efectos, recientemente el Directorio del Banco convino en simplificar los préstamos del BIRF y reducir las tasas a los niveles que tenían antes de la crisis asiática.

La expansión prevista de los servicios del Banco a los países de ingreso mediano comprende la colaboración con las autoridades subnacionales a fin de promover un crecimiento que llegue al nivel comunitario, y la creación de mecanismos como el Fondo de seguro contra riesgos de catástrofe para el Caribe establecido por el Banco con el objeto de reducir el costo de cobertura en casos de catástrofes naturales, como los huracanes y los terremotos.

En la estrategia también se recomienda aumentar las inversiones en agricultura, especialmente en África. En el Informe sobre el desarrollo mundial 2008: Agricultura para el desarrollo del Banco Mundial, que será publicado el 19 de octubre, se pone de manifiesto que el crecimiento del PIB basado en la agricultura beneficia a los más pobres cuatro veces más que el crecimiento en otros sectores. En dicho informe también se advierte que no será posible reducir a la mitad la extrema pobreza y el hambre para el año 2015 si no se corrige la situación de abandono y falta de inversión en la agricultura y el sector rural que se ha venido observando en los últimos 20 años.

Asimismo, en la estrategia se hace un llamado al Banco a promover un crecimiento con bajas emisiones de carbono en los países de ingreso mediano y a ayudar a proteger los bienes públicos mundiales que trascienden las fronteras nacionales y benefician a numerosos países y ciudadanos.

Se espera que asistan a las Reuniones Anuales representantes de más de 100 organizaciones de la sociedad civil y 550 periodistas.

COMUNICADO. Fuente: Banco Mundial

You must be logged in to post a comment Login