Todos los estudiantes a la universidad

Las escuelas públicas de la ciudad de Alexandria (Virginia) intensificarán sus esfuerzos para que cada estudiante que se gradúe esté preparado para ir a la universidad, una meta que, por ahora, elude a buena parte de los estudiantes hispanos y negros.

Asimismo, el Sistema de Escuelas Públicas de Alexandria (ACPS por su sigla en inglés) estudiará una propuesta del Comité de Inquilinos y Trabajadores Unidos (TWU) para instaurar un programa de “justicia restaurativa” que corrija la desproporcionada aplicación de medidas disciplinarias a los estudiantes negros e hispanos en esa ciudad.

Estos fueron los asuntos discutidos el sábado en dos paneles que congregaron a más de un centenar de padres, madres, estudiantes, maestros, funcionarios de las escuelas y activistas comunitarios en un foro en la Escuela Intermedia George Washington, al cual asistió también el alcalde William D. Euille.

“A todos los estudiantes debería exigírseles más, todos los estudiantes deberían tener acceso a los cursos que estimulan el interés y que crean la expectativa de ir a la universidad”, dijo la estudiante de secundaria Giselle Ávalos. “Por ejemplo, aunque ya desde noveno grado se supone que a los estudiantes se les informa sobre las oportunidades de cursos para el examen de Advanced Placement, yo recién en el grado 11 me enteré, porque una amiga me habló de eso”.

Avalos sugirió que debería institucionalizarse una mayor coordinación entre los departamentos de consejería y los de orientación escolar. Los alumnos, dijo, en su mayoría solo tienen contacto con su consejero cuando hay un problema de disciplina, y hay muy poco contacto con el personal que da la orientación sobre becas, préstamos estudiantiles, preparación para exámenes de aceptación en las universidades.

El sistema escolar de Alexandria, que incluye 13 escuelas primarias, dos intermedias y una secundaria, presenta una peculiaridad: aunque según la Oficina del Censo la población es 70 por ciento blanca, 21,7 por ciento negra y 13,7 por ciento hispana en las escuelas públicas de la ciudad los negros son el 43,5 por ciento de los estudiantes, los hispanos el 25,6 por ciento y los blancos 24,2 por ciento.

Las cifras de ACPS muestran que los blancos son el 60,3 por ciento de los estudiantes en el Programa para Alumnos Talentosos y Dotados (Talented and Gifted Program, TAG); los negros son 22 por ciento y los latinos el 9,2 por ciento. Esto muestra que, en muchos casos, ya sea por su antecedente en la escuela primaria, por algunas dificultades de aprendizaje o por la falta de conocimiento del idioma inglés, las escuelas ponen a los alumnos negros e hispanos en cursos de menor nivel, y los jóvenes no aprenden las disciplinas que necesitarán para aspirar a niveles más altos de educación.

En la clase 2007, la única escuela secundaria de la ciudad, T.C. Williams, que había tenido 711 estudiantes al comienzo del décimo grado, solo 459 se graduaron con diplomas estándar o avanzado. Hubo 533 estudiantes negros y latinos que habían ingresado en ese grupo, pero solo 272 se graduaron con ese tipo de diplomas. En otras palabras los negros e hispanos fueron el 69,1 por ciento de los estudiantes que ingresaron a esa escuela secundaria y tres años después solo el 59,2 por ciento salieron con un diploma en sus manos.

“Nuestra meta es que preparemos a todos y cada uno de los alumnos para que ingresen a la universidad”, dijo en el foro el director de T.C. Williams, Mel Riddile.

Joyce Rawlings, madre y abuela que durante años ha sido una activista en el sistema escolar de Alexandria, señaló el hecho de que a la reu

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login