Razones de peso por los niños de El Salvador

Líderes empresariales y funcionarios salvadoreños tienen razones de peso para pedir el apoyo de la comunidad a un programa humanitario que busca responder al problema de la desnutrición de los niños salvadoreños y asegurarles una vida más sana y productiva.

Libras de Amor, que inició sus actividades en 2004, es un proyecto de lucha contra la pobreza mediante una reducción de la desnutrición de niños menores de 5 años así como mujeres embarazadas y lactantes. Directivos de la Fundación Salvadoreña para la Salud (FUSAL) y su entidad hermana Salvadorean American Humanitarian Foundation (SAHF, siglas en inglés), patrocinadores del programa, lanzaron el proyecto el 22 de octubre en un evento en el hotel Hilton, en Virginia.

El presidente de FUSAL, Ricardo Poma, y la directora ejecutiva de esa entidad, Celina de Choussy, resaltaron la importancia de invertir en una buena nutrición en los primeros cinco años de vida del niño. Al evento de lanzamiento asistieron el canciller salvadoreño Francisco Laínez, el embajador de El Salvador en Washington, René León, y los empresarios José Barahona y Carlos Reyes, entre otros.

El programa cuenta con el apoyo de empresas como el Banco Agrícola, el Pollo Campero y los supermercados Todos, localizados en Woodbridge y Alexandria, en Virginia, de propiedad de Carlos Castro, quien asistió al evento de lanzamiento.

“El tema de la niñez no conoce fronteras y esperamos que la comunidad del área apoye este proyecto, estoy seguro que vamos a lograrlo”, dijo Castro. En su página de Internet www.librasdeamor.org, el proyecto humanitario cita el caso de la madre de familia Elida Siliciano, quien indicó que cuando sus hijos estaban desnutridos “sólo pasaban enfermos, les daba sueño”. “Ya ahora le gusta jugar más, van al kinder. Ellos mañanean ha alistarse para ir al kinder", declaró Siliciano.

Bajo el programa, existe un monitoreo constante para las mujeres embarazadas por parte del equipo de Libras de Amor, que vigilan cuidadosamente su progreso. Los directivos enfatizaron que el programa facilita estilos de vida saludables y ofrece la oportunidad de convertir a El Salvador “en un país desarrollado, pujante, equitativo y humano”.

El programa considera las principales causas de la desnutrición como son una dieta insuficiente, la deficiencia de vitaminas y micronutrientes, las prácticas inadecuadas de crianza, la falta acceso a servicios de salud y las malas condiciones de sanidad ambiental.

Los equipos médicos se trasladan diariamente a diferentes puntos de consulta con visitas quincenales que incluyen servicios integrales de salud, consulta nutricional, seguridad alimentaria y promoción de la salud.

La generación de ingresos es una intervención fundamental del programa en la promoción de un plan de desarrollo local centrado en el desarrollo empresarial y el mejoramiento de las destrezas mediante talleres de capacitación. Desde 2005, el proyecto ofrece sus servicios a más de 6 mil personas del municipio de Apaneca, en Ahuachapán, que es el departamento con mayores niveles de desnutrición infantil de El Salvador.

Asimismo, responde a los problemas de la desnutrición con atención a más de 7 mil personas en San Julián y a más de 6 mil personas en el volcán de Santa Ana. Libras de Amor cuenta con tarjetas que están disponibles en las cajas registradoras de los principales supermercados para que se realicen donaciones que permitan promover la salud y llevar esperanza a más familias salvadoreñas.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login