Retos de mercados emergentes

El Administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Kemal Dervis lideró el martes en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA) la vigésimo tercera conferencia de la Serie de Cátedras de las Américas, durante la cual subrayó el problema de la desigualdad como uno de los principales retos que enfrentan los mercados emergentes en la economía global.

Dirigiéndose a diplomáticos, estudiantes, académicos y representantes de la sociedad civil, Dervis se refirió en su ponencia —“Mercados financieros, justicia social y democracia: ¿Dónde está el sendero para un crecimiento equitativo y sostenible?— al problema de la acumulación de riqueza, originada en factores relacionados con la nueva “acelerada fase de la globalización, como una potencial amenaza a la democracia”.

“Es un reto para la globalización y un reto político para la democracia, porque si los mercados no producen resultados inclusivos, si grandes partes de la población quedan fuera del progreso, creo que veremos tensiones, proteccionismo y fuertes reacciones populistas, y pienso que esto es importante cuando analizamos lo que está ocurriendo en los sistemas políticos en el mundo”, dijo el funcionario.

“Creo que en la actualidad, la principal cuestión para los países en desarrollo y los mercados emergentes, así como para los países de bajos ingresos, es cómo encontrar el camino hacia un crecimiento rápido y equitativo; lo que nosotros en el PNUD llamamos desarrollo humano, de cara a las presiones de la globalización, que pueda facilitar un crecimiento rápido, pero que también puede llevar, inexorablemente, a crecientes desigualdades e inseguridades entre los ciudadanos”, subrayó Dervis.

El ponente añadió que si el crecimiento es lo suficientemente rápido como para tener un impacto significativo en los sectores más pobres de la sociedad, “entonces estas tensiones se pueden manejar”. Sin embargo, advirtió que para alcanzar este tipo de crecimiento sostenible, “se necesita un mayor esfuerzo por manejar la desigualdad y las dimensiones sociales del crecimiento, pues de otra forma, esa tasa de crecimiento no será suficiente para absorber verdaderamente las tensiones causadas por la desigualdad”.

Además, el representante del PNUD afirmó “no estar seguro de que el aumento de la desigualdad sea real y fundamentalmente compatible con la estabilidad social, los procesos democráticos y la clase de participación política a la que todos aspiramos. Existe un gran problema hasta en los países ricos”.

Durante su intervención, Dervis dijo que los gobiernos deben implementar políticas financieras dirigidas a alcanzar este objetivo. “Sin un Estado lo suficientemente fuerte en su determinación de luchar contra la desigualdad y la pobreza, creo que alcanzaremos los límites de crecimiento del modelo actual en las economías de mercados emergentes, por lo cual debemos pensar seriamente en la construcción de un nuevo tipo de Estado”.

En su bienvenida a Kemal Dervis a la OEA, el Secretario General de la Organización, José Miguel Insulza, destacó el trabajo que la oficina del PNUD realiza para apoyar a los países en desarrollo, “no sólo en problemas relacionados con el desarrollo económico sino también con el social”.

FUENTE: OEA

You must be logged in to post a comment Login