Advierte Cuba con

Por Francisco Ramírez Notimex   La Habana.- Cuba se enfrascaría en "una guerra de 100 años", de la cual saldría victoriosa, si Estados Unidos concreta sus amenazas de invadir la nación caribeña, afirmó el canciller cubano Felipe Pérez Roque.  

En respuesta oficial al discurso del presidente estadunidense George W. Bush, quien anunció el reforzamiento de medidas para "liberar" a Cuba, Pérez Roque sostuvo que en el país reina la estabilidad y los cubanos sabrán hacer frente a esta nueva política de intervención.  

Pérez Roque afirmó que a Cuba "no le intimidan" las amenazas de Bush, pero seguirá preparándose para enfrentar "sus planes de agresión".   En una rápida reacción al discurso de este miércoles en Washington del mandatario estadunidense, Pérez Roque lo calificó como una invocación a la violencia y a derrocar por la fuerza al régimen de Fidel Castro.  

En el Departamento de Estado, Bush exhortó a los cubanos a "levantarse" y demandar su libertad, y a los miembros del ejército, la policía y de los aparatos de seguridad, a respaldarlos.   "Cuando los cubanos se levanten a demandar su libertad, la libertad que merecen. Tendrán que decidir, defenderán a un moribundo orden usando la fuerza contra su propia gente o acogerán el deseo de su gente por un cambio", apuntó.  

Pérez Roque convocó a la prensa nacional e internacional en la sede de la cancillería para señalar que las palabras de Bush constituyen "una escalada sin precedentes en su política de bloqueo y subversión" contra esta isla caribeña.   El jefe de la diplomacia cubana subrayó las palabras de Bush en el sentido de que en la actualidad la palabra de orden sobre Cuba no es "estabilidad" sino "libertad" y señaló que para la isla "la palabra de orden es coraje".  

"Aquí la reacción es de serenidad y firmeza", dijo Pérez Roque, quien estimó que Bush dejó abiertas dos opciones: una el levantamiento interno en Cuba, lo cual consideró imposible, y una acción desde el exterior.   Para el ministro de Relaciones Exteriores, esta opción no puede ser otra que la aplicada a través de "una guerra de conquista y agresión", como definió la prolongada campaña de Washington en Irak.   Indicó que el discurso de Bush daba la razón al convaleciente mandatario cubano, Fidel Castro, cuando dijo que Estados Unidos se propone con su política "la reconquista de Cuba" e reiteró que "no nos intimidan sus amenazas".  

Bush también anunció este día la creación de un fondo internacional de asistencia económica para Cuba, cuyo acceso estará supeditado a que el régimen de la isla lleve a cabo profundos cambios políticos y sociales.   "Sólo una vez que estos cambios estén en pie, el fondo podrá otorgar, especialmente a los empresarios cubanos, acceso a donaciones, préstamos y alivio de deuda pava ayudar a reconstruir el país", manifestó.  

También hizo un llamado a la comunidad internacional a estar preparada para acudir en apoyo de los cubanos en la transición política en la isla, que -dijo- está cerca, y pidió a otros países seguir los ejemplos de la República Checa, Hungría y Polonia.   Bush ofreció algunas acciones, como permitir que agrupaciones no gubernamentales de Estados Unidos lleven computadoras a la isla, siempre y cuando las autoridades levanten las restricciones sobre el acceso a la red Internet.  

En su discurso, el cuarto en su mandato dedicado a la política hacia la isla, Bush hizo alusión a la asunción de Raúl Castro al frente del gobierno, tras el retiro temporal de Fidel Castro desde hace 15 meses por enfermedad.   "Estados Unidos no dará oxígeno a un régimen criminal que abusa de su propia gente. No apoyaremos la vieja forma con nuevas caras (.) la palabra operativa en nuestra futura relación con Cuba no es estabilidad, es libertad", puntualizó.  

El discurso de Bush fue seguido en vivo a través de una gran pantalla de televisión por representantes de la disidencia interna y de la prensa internacional convocados en la Sección de Intereses de Washington en La Habana.   El jefe de la Oficina diplomática estadunidense, Michael Parmly, señaló a los presentes que había solicitado a la Casa Blanca y al Departamento de Estado de Estados Unidos remitir a La Habana copias en español de la alocución de su presidente.   – Notimex

You must be logged in to post a comment Login