BID aprueba línea de crédito condicional para empresa eléctrica de Costa Rica

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de una línea de crédito condicional de 500 millones de dólares a Costa Rica para apoyar el programa de inversiones 2008-2014 del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Debido al crecimiento esperado de la demanda de electricidad, estimado en 5,4% anual, se estima que Costa Rica deberá duplicar su capacidad instalada de generación cada 15 años.

Tan sólo en los próximos ocho años el ICE tendría que invertir unos 4.000 millones de dólares en generación, transmisión y distribución. El primer préstamo de la línea de crédito condicional aprobada por el Directorio Ejecutivo del BID ascenderá a 250 millones de dólares y ayudará a financiar inversiones en infraestructura que le permitirán al ICE garantizar la prestación de servicios de alta calidad, confiables y económicos, resguardando la competitividad de la economía costarricense y la atención oportuna de clientes urbanos y rurales.

Los recursos financiarán estudios preliminares para nuevos proyectos hidroeléctricos y geotérmicos, la modernización de equipo electromecánico de la planta hidroeléctrica Río Macho y un programa de dragado y recuperación de embalses en seis centrales con el fin de aumentar su productividad y prolongar su utilidad.

Para mejorar la capacidad de transmisión y facilitar las transacciones en el Mercado Eléctrico Regional centroamericano se apoyarán inversiones en circuitos de 230 kilovoltios, transformadores, ampliación de subestaciones, equipos de medición, procesamiento y almacenamiento de datos, y la modernización del centro de control de energía del ICE.

En materia de distribución y comercialización de electricidad se respaldarán inversiones para reforzar la red eléctrica urbana y para ampliar la red primaria de electrificación rural en unos 600 kilómetros. Además se adquirirán equipos fotovoltaicos para atender a comunidades aisladas. Con el fin de aumentar la eficiencia en el consumo el ICE invertirá en un laboratorio de pruebas de equipos de iluminación, refrigeración, cocción y motores eléctricos.

Bajo un plan de alumbrado público se reemplazarán lámparas anticuadas con unidades más luminosas y eficientes. Se automatizará la lectura de servicios eléctricos de 15.000 clientes rurales. Se dotará a dependencias de la empresa estatal de equipo para manejar adecuadamente residuos y desechos. Las operaciones individuales de la línea de crédito condicional tendrán un plazo de amortización de 25 años, con cinco años de gracia y una tasa de interés variable. Los recursos de contraparte local para el programa de inversiones del ICE podrían ascender a unos 120 millones de dólares.

En el futuro el BID podría complementar la línea de crédito condicional con una operación de préstamo sin garantía soberana, así como con garantías parciales de crédito para respaldar la emisión de bonos del ICE en mercados de capitales locales o internacionales.

El programa con el ICE también ayuda al BID a cumplir con objetivos de su Iniciativa de Energía Sostenible y Cambio Climático (SECCI, por su sigla inglesa), lanzada este año para apoyar a los países prestatarios a invertir más en energías renovables, programas de eficiencia energética, desarrollo de biocombustibles y financiamiento de carbono.  

You must be logged in to post a comment Login