Bill Richardson promete restaurar relación con Latinoamérica

Por José Romero Mata
Notimex
 

Los Angeles.- El gobernador demócrata de Nuevo México, Bill Richardson, dijo que si llega a la presidencia estadunidense tendrá como prioridad la reforma migratoria, restaurar la dañada relación con Latinoamérica y el fin del embargo a Cuba.   "Estos serán algunos de los puntos más destacados en política exterior que marcarían el inicio de mi administración en caso de ganar la nominación demócrata y la elección presidencial de 2008", dijo Richardson en declaraciones a Notimex. 

El gobernador de Nuevo México participó este miércoles en un foro organizado por la Red de Nuevos Demócratas (NDN) en la Universidad de California en Los Angeles para presentar su plataforma electoral en materia de política exterior.  

Richardson consideró que otra de sus acciones prioritarias en caso de triunfar en los comicios de 2008 será reforzar la colaboración con México para hacer más efectivo el combate a las drogas, "buscaría más acciones conjuntas, con diálogo y respeto", añadió.   Lo más importante en el combate al narcotráfico es "respaldar las valientes acciones del presidente (mexicano) Felipe Calderón, quien ha tomado iniciativas significativas y no se le ha respondido igual", aseveró. 

 "Si gano las elecciones presidenciales voy a poner más atención a Latinoamérica, (región a la) que esta administración (de George W. Bush) le ha puesto muy poca atención y ha dejado que los problemas se pongan peores", indicó el gobernador demócrata.  

"A pesar de la importancia que tiene Latinoamérica en la economía y seguridad nacional de Estados Unidos, Bush casi ha ignorado a la región", agregó.   "Esta política de negligencia es peligrosa y no la podemos continuar. El próximo presidente tendrá que tener un plan preciso y la experiencia para llevarlo a cabo", enfatizó. 

 "Entre mis primeras acciones como presidente será enviar una iniciativa al Congreso para una reforma migratoria realista y humana y pedirle a Naciones Unidas que un país latinoamericano sea miembro permanente del Consejo de Seguridad", dijo Richardson.   Indicó que "también impulsaré un programa de cooperación con Latinoamérica que se basaría en ver cómo podemos eliminar la pobreza y que Estados Unidos impulse el crecimiento de la clase media en la región".  

Respecto a Cuba, Richardson señaló que buscaría negociar con la isla caribeña "y si ésta prepara reforma democráticas y, por ejemplo, libera a muchos presos políticos de sus cárceles, estaría preparada para terminar el embargo de décadas".   El aspirante presidencial demócrata propondría además "que Washington inicie un diálogo no sólo con Cuba sino con Venezuela para no necesariamente mejorar relaciones, pero si para tener con estos países unas relaciones más realistas".   Reconoció que "no hemos respondido a Latinoamérica con una política proactiva y eso le ha dado al presidente (venezolano) Hugo Chávez la oportunidad de forjar muchas iniciativas sin respuestas estadunidenses".  

Sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Richardson, de 59 años, dijo que "me preocupa la reacción que he visto en algunas entidades de Estados Unidos", donde, dijo, se han registrado pérdidas de empleos y en la agricultura.   "Pero lo más importante es que me gustaría ver cómo podemos resolver los problemas y conflictos que han seguido presentes en esta importante relación comercial" con México y Canadá, agregó.  

Sobre su campaña electoral, minimizó el hecho de que no figure entre los punteros de los sondeos de intención de voto. "Hemos estado ascendiendo en encuestas en estados pequeños como Iowa y New Hampshire", donde iniciarán las primarias demócratas, agregó.   "La comunidad latina de Nevada me ha respondido muy bien así que vamos adelante, estoy muy optimista. Tengo un equipo muy fuerte y creo que vamos a ser la sorpresa", pronosticó.

You must be logged in to post a comment Login