Bush anuncia fondo internacional para Cuba

El presidente estadunidense George W. Bush anunció el martes la creación de un fondo internacional de asistencia económica para Cuba, cuyo acceso estará supeditado a que el régimen de la isla lleve a cabo profundos cambios políticos y sociales.

 

"Sólo una vez que estos cambios estén en pie, el fondo podrá otorgar, especialmente a los empresarios cubanos, acceso a donaciones, préstamos y alivio de deuda para ayudar a reconstruir el país", dijo el mandatario en un discurso en el Departamento de Estado.

 

Con ese propósito, Bush dijo haber designado a la secretaria de Estado, Condolezza Rice, y al secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, para realizar gestiones ante la comunidad para que contribuyan a esta iniciativa.

 

De igual modo, hizo un llamado a la comunidad internacional a estar preparada para acudir en apoyo de los cubanos en la transición política en la isla, que -dijo- está cerca.

 

El mandatario pidió a los gobiernos del mundo a seguir el ejemplo de países como la República Checa, Hungría y Polonia, las cuales han sido "fuente vital" de apoyo y aliento para la oposición en la isla.

 

"Ellos pueden abrir sus embajadas en La Habana a líderes pro democráticos e invitarlos a diferentes eventos, y pueden usar el cabildeo de sus embajadas para dar a los cubanos acceso al Internet y a libros y revistas", indicó.

 

Bush criticó además a los gobiernos que han callado frente "a los horrores" del régimen cubano, los cuales una vez revelados "sacudirían la conciencia humana".

 

"Ahora es tiempo de apoyar al creciente movimiento democrático en la isla. Ahora es tiempo de estar con los cubanos. Ahora es tiempo para que el mundo ponga de lado sus diferencias y prepare la transición cubana a un futuro de libertad, progreso y promesa", aseveró.

 

En un discurso pronunciado hoy en el Departamento de Estado y transmitido a la isla a través la oficialista Radio Martí, Bush exhortó a los cubanos a "levantarse" y demandar su libertad, y a los miembros del ejército y de los aparatos de seguridad, a respaldarlos.

 

"Cuando los cubanos se levanten a demandar su libertad, la libertad que merecen. Tendrán que decidir, defenderán a un moribundo orden usando la fuerza contra su propia gente o acogerán el deseo de su gente por un cambio", apuntó.

 

Acompañado por los familiares de cuatro disidentes cubanos presos en la isla, Bush llamó al Congreso a mantener el embargo comercial sobre la isla, que deberá permanecer "en tanto el régimen mantenga su monopolio sobre la vida política y económica de los cubanos".

 

El mandatario ofreció algunas acciones, como permitir que agrupaciones no gubernamentales de Estados Unidos lleven computadoras a la isla, siempre y cuando las autoridades levanten las restricciones sobre el acceso a la red Internet.

 

En su discurso, el cuarto en su mandato dedicado a la política hacia la isla, Bush hizo alusión a la asunción de Raúl Castro al frente del gobierno, tras el retiro forzado de Fidel debido a problemas de salud.

 

"Estados Unidos no dará oxígeno a un régimen criminal que abusa de su propia gente. No apoyaremos la vieja forma con nuevas caras, el viejo sistema unido por nuevas cadenas. La palabra operativa en nuestra futura relación con Cuba no es estabilidad, es libertad", puntualizó.

– Notimex

About No Author

You must be logged in to post a comment Login