Detenidos falsificadores de documentos de Chicago

Chicago.- El fiscal federal Patrick J. Fitzgerald confirmó la detención en México de dos de los integrantes de una banda de falsificadores de documentos que fue desmantelada el 24 de abril pasado en el barrio La Villita.

 

En un comunicado de prensa, la fiscalía informó que Manuel Leija Sánchez, de 40 años, fue detenido en México el viernes pasado, mientras que su hermano Pedro, de 35, ya había sido detenido desde el mes de agosto.

 

Se espera la extradición a Estados Unidos de ambos hermanos, quienes deberán enfrentar a la justicia estadunidense junto con su hermano Julio, de 31 años, detenido en el operativo del mes de abril.

 

Los tres mexicanos, acusados de falsificación de documentos y lavado de dinero en el barrio La Villita, enfrentarán además dos nuevos cargos: conspiración mafiosa y asesinato, aprobados la víspera por un jurado federal.

 

Junto con ellos serán juzgadas 23 personas detenidas en el operativo "Tigre de Papel" del servicio de Inmigración y Aduanas realizado en una plaza comercial, donde vendían documentos falsos como números de Seguro Social, tarjetas de residentes y licencias de manejo.

 

El comunicado agregó que además pidió a México la extradición de Gerardo Salazar Rodríguez, de 34 años, identificado como el asesino de Guillermo Jiménez Flores alias "Montes" un ex miembro de la organización de falsificadores, quien pretendía hacerles competencia.

 

Julio Leija Sánchez y Gerardo Salazar Rodríguez son acusados de asesinato por encargo, y junto con Manuel y Pedro acusados de conspiración para cometer un asesinato fuera de los Estados Unidos.

 

Al mexicano Elías Márquez, cuñado de los hermanos Leija Sánchez y supervisor de las operaciones en Chicago, se le acusa de conspiración para introducir ilegalmente extranjeros, por los mexicanos indocumentados que trabajaban en la organización.

 

"Los arrestos en México de Manuel y Pedro Leija Sánchez; y de Salazar Rodríguez, "son un logro fundamental para desmantelar una de las principales organizaciones de falsificadores de documentos que funciona en Chicago y otros estados del país", citó el comunicado.

 

El servicio de Inmigración agradeció "la excelente colaboración y asistencia de las autoridades mexicanas, lo que demuestra que las fronteras internacionales no son barreras para que se escondan los fugitivos".

 

La organización de falsificadores operaba en Chicago desde 1993 en el barrio mexicano de La Villita, generaba entre 2.5 y tres millones de dólares al año, y atendía hasta 100 clientes por día, que pagaban entre 200 y 300 dólares por un paquete de tres documentos falsos.

 

– Notimex

About No Author

You must be logged in to post a comment Login