México apoya al sur de California ante incendios

San Diego.- Estaciones de bomberos de la fronteriza ciudad mexicana de Tijuana enviaban hoy personal para apoyar a sus colegas del sur de California en emergencia, al tiempo que México proporcionaba electricidad y alojamiento a los afectados.

 

Tras la declaración de emergencia para el sur de California, los bomberos de Tijuana quedaron autorizados a pasar a Estados Unidos con sus equipos para apoyar las labores de rescate y control de los incendios.

 

Cuando el fuego que consume una extensa región entre la frontera y el norte de Los Angeles iniciaron el domingo, los bomberos de Tecate y Tijuana, Baja California, fueron de los primeros en llegar a enfrentar el siniestro, llamado Harris, entonces el más peligroso.

 

El Departamento de Bomberos de San Diego retiró este miércoles su orden de evacuación para la zona de la garita de Otay, 35 kilómetros al sureste de San Diego, donde los bomberos mexicanos concentraron su auxilio después de controlar a Harris en su territorio.

 

Otay es la zona industrial del condado de San Diego que aloja a la mayoría de las llamadas plantas gemelas maquiladoras, que desarrollan parte de su producción del lado mexicano y la parte complementaria en California.

 

México, por su parte, reanudó el suministro de electricidad al sur de California desde termoeléctricas en el municipio de Mexicali, Baja California, para ayudar al condado de San Diego, luego que el fuego alcanzó tendidos eléctricos de intercambio interestatal.

 

Los incendios averiaron redes de suministro eléctrico afectando a unos 25 mil hogares en 44 comunidades, informó Stephanie McCorkle, portavoz del estatal Sistema Operador Independiente (ISO), autoridad que controla la generación y suministro eléctrico en California.

 

Según la vocera, el incendio Witch obligó a interrrumpir dos veces la generación de las plantas nucleares gemelas en San Onofre, unos 100 kilómetros al norte de la frontera y junto a la base naval de Camp Pendleton, que también fue alcanzada la víspera por las llamas.

 

San Onofre, de la firma angelina Edison, proporciona al condado de San Diego el 20 por ciento de la electricidad que consume diariamente.

 

Además, los incendios Harris y Witch dañaron el tendido de intercambio con Arizona, informó McCorkle.

 

En medio de algunos de los peores incendios de su historia, San Diego se quedó "como una isla" en materia de generación y consumo eléctrico.

 

Ante esa situación, San Diego recurrió al tendido transfronterizo con Baja California, con capacidad de transmisión de 200 megavatios, la energía que consumirían diariamente unos 200 mil hogares.

 

Hasta esta tarde, la empresa San Diego Gas and Electric de la energética Sempra de San Diego seguía sin precisar qué cantidad de electricidad mexicana distribuía en San Diego, aunque su oficina de prensa reconoció que había iniciado el suministro bajacaliforniano.

 

El alcalde de San Diego, Jerry Sanders, ordenó este miércoles a la población prescindir de electrodomésticos y consumo eléctrico innecesario. "En electricidad vivimos un día a la vez", declaró el funcionario.

 

Mientras los bomberos y la electricidad cruzan de sur a norte, un número indeterminado de personas evacuadas de San Diego cruzaron la frontera para alojarse en Baja California.

 

En ciudades como Chula Vista, California, donde el 23 por ciento de la población es latina, la mayoría de los inmigrantes son mexicanos de Baja California, por lo que conservan estrechos vínculos transfronterizos familiares, comerciales, sociales, educativos y religiosos.

 

"Yo creo que mucha gente evacuada se fue para México pero quién sabe cuánta", señaló Francisca García, una residente de Tijuana, quien comentó que "vi a mucha gente que llegaba estos días con sus carros cargados" de pertenencias.

 

García afirmó que en momentos como estos "nos damos cuenta de que el muro en verdad es nada más un estorbo".

 

– Notimex

About No Author

You must be logged in to post a comment Login