Preocupa a comunidad internacional gripe aviar ante próximo invierno

Madrid.- El peligro de una pandemia de gripe aviar en el mundo sigue preocupando a la comunidad internacional en vísperas del próximo invierno y las más de 200 muertes humanas que ha cobrado desde su aparición en 2003.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido la posibilidad de que con la propagación del virus H5N1 de la gripe aviar se desencadene una pandemia global, capaz de matar a más de 65 millones de personas, principalmente en los países pobres.

 

El principal riesgo llega con el invierno y la emigración de miles de aves salvajes, que podrían continuar extendiendo el virus a pollos y otras aves domésticas, que a su vez podrían contagiar a los seres humanos.

 

Según expertos de la OMS, el H5N1, una de las 15 cepas del mal, podría sufrir una mutación y contagiar en unos cuantos meses a millones de personas en todo el mundo, como la pandemia de "gripe española" del siglo pasado, que dejo más de 40 millones de muertos.

 

El coordinador de Naciones Unidas para la Gripe Aviar, David Nabarro, estima que los daños de una pandemia serían catastróficos debido a que podrían morir hasta 150 millones de personas, a falta de Tamiflu, un antiviral que reduce el riesgo de muerte por el virus.

 

Además, considera que ningún país estaría preparado para enfrentar una pandemia de gripe aviar dada la potencialidad del virus, su rápida propagación y su índice de mortalidad superior al 60 por ciento.

 

Con la muerte de una niña confirmada este miércoles en Indonesia, el número de personas infectados en el mundo asciende a 332, de los cuales 204 han muerto, en su mayoría en el sureste asiático, aunque también han habido víctimas en Egipto, Irak, Nigeria y Turquía.

 

Desde la confirmación del primer caso humano, la llamada "gripe del pollo" ha afectado a 52 países, aunque el mayor número de muertes se han registrado en Indonesia, donde el mal es considerado un problema de salud pública.

 

El virus fue detectado por primera en 1961 en aves salvajes en Sudáfrica, aunque después se extendió a otros países vecinos y Asia, en aves de corral, a las que se les atribuye el primer contagio humano, detectado a mediados de 1997 en Hong Kong.

 

En ese primer caso documentado del mal en humanos 18 personas fueron afectadas por una grave enfermedad respiratoria derivada del H5N1, una de las 15 cepas del mal, que cobró la vida de seis de ellas.

 

Los actuales contagios en humanos reaparecieron en noviembre de 2003, en un joven de China, que por sus síntomas -fiebre, tos y problemas respiratorios- se creyó que era el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que causó decenas de muertes en 2002.

 

De hecho el caso fue confirmado apenas a fines del año pasado, luego de varios análisis clínicos y la comparación del virus con los casos registrados con anterioridad en Hong Kong, seis años atrás y con los que mostraban cierta mutación.

 

De acuerdo con los expertos de la OMS, si el H5N1 se aloja en una persona que padece gripe ordinaria, éste podría "humanizarse", apoderándose de su material genético, con lo que el contagio entre los seres humanos sería inevitable.

 

La mejor forma de prevenir una pandemia de influenza aviar es extremar las medidas para evitar la propagación del letal H5N1, como la eliminación masiva de aves de corral enfermas o sospechosas de estarlo.

 

Además de mantener una constante vigilancia del avance del virus y realizar análisis minuciosos de los casos humanos que surjan, así como elaborar planes, simulacros masivos en caso de una pandemia en algún país y aplicar medidas sanitarias.

 

La gripe aviar ha afectado a un total de 332 personas de 12 países, 204 de las cuales fallecieron, en su mayoría en Indonesia (89), Vietnam (46), China (16), Egipto (15) y Camboya (7), según cifras oficiales de la OMS.

 

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login