Boston barre a Colorado y gana su séptima Serie Mundial.

Denver.- Medias Rojas de Boston no tuvo que esperar otros 86 años para volver a ser campeón y, tras batir esta noche 4-3 a Rockies de Colorado, consiguió el séptimo título de su historia y segundo consecutivo por limpia.

Apenas cuatro juegos necesitó el equipo de Terry Francona para victimar a Colorado, un malogrado debutante en Serie Mundial que prácticamente nunca logró mortificar al rival, ni siquiera jugando en el Coors Field, que tuvo pocos motivos para explotar.

Boston, que llegó a ocho triunfos consecutivos en Clásico de Otoño luego de limpiar a Cardenales de San Luis en 2004, agregó la séptima estrella a un historial que incluye títulos en 1903, 1912, 1915, 1916 y 1918. Sólo es superado por Yanquis de Nueva York, con 26, y Cardenales, con 10.

El zurdo Jon Lester lanzó cinco entradas y dos tercios sin carreras, apenas con tres hits en su contabilidad, para imponerse en un buen duelo en la lomita al derecho Aaron Cook, quien aguantó valiente en el cerrito, pero la ayuda ofensiva de sus compañeros llegó demasiado tarde.

Boston, que ganó siete en fila en la postemporada, no esperó mucho para ponerse en ventaja y de inmediato castigó a Aaron Cook. El primer bat Jacoby Ellsbury le dio las buenas noches con doblete al derecho, avanzó a tercera en rola de Dustin Pedroia y llegó al plato con sencillo del dominicano David Ortiz.

Como en toda la serie, los Rockies amagaban, pero no anotaban. En el primer rollo, se fueron en orden ante el zurdo Jon Lester, pero en el segundo y tercero contaron con dobletes de Todd Helton y el japonés Kazuo Matsui, respectivamente, que no sirvieron de nada.

Otra vez por la vía del doblete, esta vez de Mike Lowell, los Medias Rojas dieron la voz de ataque al abrir el quinto rollo, donde el receptor Jason Varitek pegó el batazo productor, un sencillo por el derecho, para aumentar a 2-0 la ventaja.   En tanto, Jon Lester seguía colgando ceros ante un equipo desesperante que, ya sea por uno u otro motivo, se las arreglaba para desperdiciar las pocas grietas que dejaba la brillante defensiva "patirroja".  

El mismo lanzador Aaron Cook intentó despertar a su equipo con un espléndido toque por segunda, que se convirtió en imparable en el quinto episodio, apenas el tercero de la noche contra la serpentina de Lester, pero Matsui y Tulowitzki fueron dominados para acabar el inning.  

El manager Terry Francona no quiso arriesgar y sustituyó al zurdo Lester en el sexto inning, luego de caminar a Garrett Atkins ya con dos outs. Ryan Spillborghs se ponchó tirándole ante el relevista Manny Delcarmen y la amenaza no pasó a mayores. 

Y entre los sufrimientos de los Rockies para anotar, el boricua Mike Lowell abrió el séptimo turno de Medias Rojas con tremendo batazo que venció la barda del izquierdo, para el 3-0, y así enviar a Cook a las regaderas, pese a una buena salida.   Como ocurrió en toda la serie, cada que Colorado tiró un golpe, Boston respondió con otro más violento.   Así fue cuando Brad Hawpe pegó jonrón por el bosque de la derecha para abrir turno en la séptima, a lo que el emergente Bobby Kielty contestó de inmediato con cuadrangular al iniciar la octava, para el 4-1.  

El equipo de Denver por fin se metió a la pelea en la octava tanda, donde Todd Helton pegó sencillo con un out ante el japonés Hideki Okajima y vino Garrett Atkins para rebotarla de cuadrangular por la barda del izquierdo, para descontar a 3-4.   Luego de la tardía resurrección de los Rockies, el cerrador Jonathan Papelbon, quien logró tres salvamentos en la contienda, ingresó a poner

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login