Cristina Fernández proclama su ingreso a la historia argentina

Edgar Cera Díaz – Notimex

Buenos Aires.- La virtual presidenta electa de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, proclamó su ingreso a la historia del país al ganar con holgura los comicios del domingo y defendió la continuidad del proyecto de gobierno que inició en 2003.

La actual primera dama liberó la alegría que tenía contenida desde julio pasado, cuando fue designada como abanderada del oficialismo y se posicionó como la gran favorita para arrasar en las urnas y llegar a la presidencial Casa Rosada.

La futura gobernante, de 54 años de edad, apareció ante centenares de sus seguidores fiel a su costumbre, con un impecable vestido floreado, marcado maquillaje y peinado perfecto, para declararse triunfadora en la jornada cívica.

"Hemos ganado ampliamente, tal vez con la mayor diferencia entre la primera fuerza y la segunda desde el regreso de la democracia", sostuvo emocionada la candidata del Frente para la Victoria.

Los sondeos a boca de urna divulgados por la televisión local le otorgaron a la candidata oficialista el 46 por ciento de los votos, con una ventaja de hasta 23 puntos sobre su más cercana adversaria, la opositora Elisa Carrió.

La también senadora, conocida por la gente sólo como Cristina, salió sola al templete para dar su primer discurso como virtual mandataria electa y luego fue presentado para acompañarla su marido, el presidente saliente Néstor Kirchner.   La candidata triunfadora recurrió a un tono conciliador para llamar a colaborar a todos los argentinos, sin importar su ideología o que haya votado por otro candidato, para seguir por el camino trazado durante el gobierno de su esposo.  

Fernández de Kirchner estuvo acompañada en su "bunker" por sus seguidores y figuras argentinas como el ex entrenador de la selección nacional, Carlos Bilardo, así como figuras del exterior como la líder socialista francesa Ségoléne Royal.   La virtual mandataria electa, quien será la primera mujer en llegar al poder con el voto popular en la historia de esta nación sudamericana, celebró con gestos poco habituales hacia Kirchner, a quien llamó "el compañero de toda mi vida".   Fernández de Kirchner defendió la labor de su esposo en la jefatura del Estado argentino, quien asumió el poder en mayo de 2003 en medio de los coletazos de la peor crisis en la historia nacional, y se hizo parte de ese proyecto de gobierno.  

Centenares de peronistas llegaron hasta los alrededores del Hotel Intercontinental, en pleno centro de esta capital, para brindarle su respaldo a la virtual mandataria electa, quien ratificó en las urnas el favoritismo que le habían dado las encuestas previas.   La divulgación de las primeras cifras extraoficiales desató una gran euforia en el "bunker" de la candidata ganadora, quien fue recibida en el estrado con cánticos de "hay que saltar, hay que saltar que los gorilas se quedan sin balotaje".  

La popular senadora festejó con emoción su triunfo y dejó atrás una agotadora jornada en la que debió acudir a votar a la patagónica provincia de Santa Cruz, donde tiene registrado su domicilio y es considerado el feudo político de los Kirchner.   El discurso de Fernández de Kirchner fue calificado por analistas locales como más conciliador que el que ha tenido su marido, en lo que fue su primer paso para diferenciarse del estilo duro del llamado "pinguino que vino del sur".

You must be logged in to post a comment Login