Cristina Kirchner será la quinta mujer presidenta en América Latina

Por Edgar Cera Díaz Notimex   Buenos Aires.- Cristina Fernández de Kirchner, una abogada de 54 años, carismática senadora y actual primera dama de Argentina, obtuvo este domingo un amplio triunfo y se convertirá en la quinta mujer presidenta en la historia de Latinoamérica.  

La abanderada del oficialista Frente para la Victoria se impuso en la jornada cívica, de acuerdo con los primeros resultados oficiales, y entrará en la historia del país como la primera mujer en llegar al poder con el apoyo del voto popular.   A partir del próximo 10 de diciembre, la esposa del mandatario Néstor Kirchner será además la segunda mujer en ejercer la jefatura del Estado, después que María Estela Martínez de Perón alcanzó la Presidencia tras la muerte del caudillo Juan Domingo Perón.

Los sondeos a boca de urna divulgados por la televisión local le otorgaron a la candidata oficialista el 46 por ciento de los votos, con una ventaja de hasta 23 puntos sobre su más cercana adversaria, la opositora Elisa Carrió.  

Los primeros resultados oficiales, con el 20.18 por ciento de las mesas escrutadas, colocan a la primera dama en primer lugar con el 42.5 por ciento, seguida por el economista Roberto Lavagna (20.4) y Carrió (19.2).  

La primera mandataria en la región fue Martínez de Perón, conocida como "Isabelita", quien asumió la Presidencia del país el 1 de julio de 1974 tras el fallecimiento del general Perón.   Martínez de Perón acompañó al general Perón como candidata a la Vicepresidencia de Argentina en los comicios de 1973 y la fórmula ganó con el 60 por ciento de los votos, aunque el líder populista alcanzó a gobernar apenas nueve meses.   A la muerte del general Perón, "Isabelita" asumió la jefatura del Estado y gobernó en medio de un ambiente de deterioro económico y social, así como de represión a los sectores izquierdistas, hasta que un golpe militar la depuso del cargo el 24 de marzo de 1976.  

La segunda mujer en llegar a la Presidencia de una nación latinoamericana fue la boliviana Lidia Gueiler Tejada, quien era titular de la Cámara de Diputados y fue designada como mandataria interina el 16 de noviembre de 1979.   Gueiler Tejada llegó al poder en medio de una convulsionada etapa política de Bolivia, luego de una estrecha elección presidencial en julio de ese año que llevó a la designación de un gobernante interino y tras un golpe de Estado el 1 de noviembre.  

La dictadura, encabezada por el general Alberto Natusch Busch, duró sólo 15 días, pues el Congreso designó al frente del Ejecutivo de manera transitoria a Gueiler Tejada, quien también fue depuesta el 17 de julio de 1980 por el general Luis García Meza.  

La nicaraguense Violeta Barrios viuda de Chamorro ganó los comicios presidenciales del 25 de febrero de 1990, cuando venció de manera sorpresiva al líder revolucionario Daniel Ortega, quien buscaba la reelección, y asumió el cargo el 25 de abril de ese año.   Barrios de Chamorro entró en la vida política de Nicaragua tras el asesinato en 1978 de su esposo, el periodista opositor Pedro Joaquín Chamorro, y su gestión marcó una complicada transición política luego de un gobierno de 11 años de la Revolución Sandinista.  

La mandataria centroamericana debió sortear fuertes enfrentamientos políticos, una complicada crisis económica y el fin de las hostilidades por parte de la Contra, para dejar el poder el 10 de enero de 1997 en manos del liberal Arnoldo Alemán.  

La viuda del caudillo panameño Arnulfo Arias Madrid, Mireya Moscoso, asumió el Poder Ejecutivo de ese país sudamericano el 1 de septiembre de 1999 tras ganar la elección de mayo de ese año, en su segundo intento consecutivo por llegar a la Presidencia.   Durante su mandato de cinco años, Moscoso recibió en 1999 el Canal de Panamá de manos de Estados Unidos y enfrentó una férrea oposición a su iniciativa de privatizar la Caja del Seguro Social, que arrastraba un déficit de unos dos mil millones de dólares.  

Moscoso abandonó el poder el 1 de septiembre de 2004 con una mala imagen por supuestos actos de corrupción en su gobierno, durante el cual indultó "por razones humanitarias" al anticastrista Luis Posada Carrilles, acusado de preparar un atentado contra Fidel Castro.  

El 6 de febrero de 1997, el unicameral Congreso de Ecuador destituyó al entonces mandatario Abdalá Bucaram por "incapacidad mental" para gobernar y la vicepresidenta Rosalía Arteaga se proclamó como jefa de Estado con base en los lineamientos constitucionales.  

El Legislativo había nombrado como gobernante interino a Fabián Alarcón y Bucaram dijo que seguía en el cargo, por lo que pidió el respaldo de las Fuerzas Armadas, mientras Arteaga firmó un decreto para autoproclamarse mandataria.   Los militares retiraron su apoyo a Bucaram el 8 de febrero, Alarcón dimitió y Arteaga desistió de su autoproclamación como jefa de Estado, para asumir como interina hasta el 11 de febrero, cuando el Congreso designó al segundo para un periodo transitorio.  

La chilena Michelle Bachelet, una médica de 54 años, madre soltera, agnóstica y socialista, asumió la Presidencia de su país el 11 de marzo de 2006 y se convirtió así en la primera mujer en ejercer la jefatura del Estado en la historia de esa nación sudamericana.   Bachelet ganó la Presidencia en una segunda vuelta con el 53.4 por ciento de los votos y durante su gobierno ha enfrentado fuertes crisis internas tras una movilización nacional de estudiantes de bachillerato y una fallida modernización del transporte público.

You must be logged in to post a comment Login