Gobernador de Nueva York ajusta plan de licencias a indocumentados

El gobernador de Nueva York, Eliot Sptizer se retractó de su plan original de dar licencias de conducir regulares a inmigrantes indocumentados y decidió emitir un documento que no podrá ser usado para abordar aviones o cruzar la frontera.  

En un acuerdo alcanzado entre el gobierno de Nueva York y la administración del presidente George W. Bush este fin de semana, sólo los neoyorquinos que puedan probar su residencia legal en el estado podrán obtener una licencia reconocida por el gobierno federal.  

Los inmigrantes indocumentados recibirían una licencia especial con la leyenda "No Válida para Propósitos Federales", con lo cual no podrán usarla como muchos neoyorquinos para cruzar la frontera con Canadá o para abordar aviones en Estados Unidos.  

"Está es la resolución perfecta", dijo Spitzer en una entrevista con el diario The New York Times, en la cual negó que se trata de un cambio de su posición en el tema de las licencias de conducir para inmigrantes indocumentados.  

El nuevo plan se produjo sin embargo después de que su iniciativa original de emitir licencias de conducir a inmigrantes indocumentados levantó furos entre algunos políticos conservadores de Nueva York.   Su propuesta fue usada como munición política por los republicanos, como el asambleísta James Tedisco, quien señaló que el plan será bienvenido muy particularmente por Osama bin Laden.  

En contraste, organizaciones como el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) consideraron que la emisión de licencias de manejo no debe estar atada a la situación migratoria de un solicitante, sino sólo para determinar si la persona está facultada para conducir un vehículo.   Actualmente unos siete estados del país -Hawaii, Maine, Michigan, New Mexico, Oregon, Utah y Washington— permiten licencias de conducir para indocumentados.

El año pasado dejaron de hacerlo Carolina del Norte y Tennessee.   Aunque el gobierno federal no apoya la emisión de licencias a los indocumentados, ha reconocido que se trata de una atribución de cada estado del país. Spitzer y el secretario de seguridad interna Michael Chertoff habían estado negociando durante dos semanas.   Se espera que el nuevo plan de Nueva York sea puesto en marcha para mediados del 2008.  
– Notimex

You must be logged in to post a comment Login