En noviembre entra en vigor en Oklahoma ley contra indocumentados

Dallas.- Oklahoma pondrá en vigor a partir de este 1 de noviembre la Ley 1804 una de las más duras leyes de inmigración establecida en la historia de Estados Unidos con el fin de expulsar a indocumentados para prohibirles funciones básicas para su desarrollo.  

La ley de Ciudadanos y Contribuyentes de Oklahoma, conocida también como "Ley 1804" convierte en delito el transportar, albergar, esconder y contratar a indocumentados.

Desde este jueves, será ilegal en Oklahoma rentar un apartamento o casa a un indocumentado.   Un propietario de vivienda que le rente a alguien que sabe que se encuentra en forma ilegal en el país enfrentara un delito que se castiga hasta con un año de cárcel y mil dólares de multa.  

La ley obliga además a los policías estatales el revisar el estatus migratorio de cualquier sospechoso, lo que convierte a todos los oficiales del sheriff y de la policía estatal en agentes migratorios.   El nuevo estatuto obliga también a compañías y negocios en Oklahoma deberán determinar el estatus ciudadano de todos sus empleados para asegurarse de que ninguno de ellos se encuentra en forma indocumentada en el país.  

La ley elimina además los beneficios y subsidios gubernamentales a los indocumentados, en los referente a la atención a la salud y bienestar social, excepto en emergencias y servicios humanitarios.  

Una coalición de organizaciones hispanas y religiosas de Oklahoma, incluyendo a las diócesis católicas de la entidad, han expresado su oposición a la ley y se han sumado a una demanda legal para tratar de frenar su aplicación.   La demanda interpuesta por la Coalición de Clérigos Latinos y Líderes Religiosos (Conlamic, por sus siglas en ingles) y otras 16 organizaciones más, argumenta que la ley es anticonstitucional y toma el lugar en algunos de sus puntos de las leyes federales.

"La 1804 es una ley frívola, es una ley sin contenido", aseguró el reverendo, Miguel Rivera, director de la coalición que encabeza la demanda.   La querella será analizada este miércoles por un juez federal en una audiencia preliminar.   El juez podría desechar la demanda o decidir conceder una suspensión temporal de la ley que frenaría su aplicación a partir de este 1 de noviembre, mientras la querella es llevada a juicio.  

De acuerdo con Conlamic, desde que se aprobó el estatuto en abril pasado, más de 30 mil inmigrantes han abandonado Oklahoma pasado para dirigirse a otras entidades o volver a sus lugares de origen ante el temor de las restricciones y sanciones que impondrá la nueva ley.   Los inmigrantes han salido especialmente de la comunidad de Tulsa, donde las autoridades locales adelantaron algunas de las medidas contempladas en la 1804, como la de convertir a los policías en agentes migratorios.  

El gobernador republicano de Oklahoma, Brad Henry, quien firmó la ley en mayo pasado, justificó la legislación al asegurar que esta es una medida temporal para lidiar con el problema de la inmigración ilegal.   "Los estados pueden tomar algunas acciones propias, pero hasta que el congreso de Estados Unidos pruebe una política de inmigración nacional y completa, los ciudadanos verán muy poco progreso en este asunto", indicó el gobernador en la ceremonia de firma de la ley.  

El sector empresarial, especialmente el de la industria restaurantera y de servicios, ha expresado su preocupación al gobernador sobre los efectos negativos que podría acarrear la nueva ley, sobre todo la escasez

You must be logged in to post a comment Login