Inmunidad a guardias de Blackwater entorpece pesquisa

El posible procesamiento penal de guardias de la firma Blackwater involucrados en la muerte de 17 civiles iraquíes quedó en entredicho porque los guardias recibieron inmunidad, publicó el lunes el diario The Washington Post.  

De acuerdo con el rotativo, que cita a funcionarios federales, agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) llamados para hacerse cargo de la investigación no pueden usar la información recabada durante los interrogatorios a los guardias por parte de la Oficina de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado.  

La Oficina de Seguridad Diplomática se encarga de supervisar a los contratistas de seguridad.   La investigación del caso fue iniciada por el Departamento de Estado dos semanas después del incidente en el que murieron los civiles iraquíes, ocurrido el 16 de septiembre.  

En medio de la tensión diplomática y críticas del Congreso, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, pidió a la FBI hacerse cargo de las pesquisas para evitar un conflicto de intereses entre agentes de la Oficina de Seguridad Diplomática en Bagdad y el personal de Blackwater que aquellos supervisan.  

Pero desde que la FBI se hizo cargo del caso, algunos guardias de Blackwater se han negado a ser entrevistados por la agencia policial, citando promesas de inmunidad del Departamento de Estado, dijo al periódico un funcionario federal.  

Las restricciones al uso de las declaraciones iniciales de los guardias no impiden el procesamiento penal por parte del Departamento de Justicia, pero "hace que las cosas sean mucho más complicadas y difíciles", añadió la fuente.  

No está claro cuándo o quién explicó a los guardias la concesión de inmunidad. Según las leyes federales aplicables a empleados del gobierno, sólo respuestas voluntarias a preguntas formuladas por la dependencia empleadora pueden ser usadas contra ellos en un caso penal.  

En cambio, si a un empleado se le ordena contestar bajo amenaza de acción disciplinaria, las declaraciones resultantes no pueden ser usadas.   "No se pueden usar los frutos de tal declaración. Eso no evita que ellos hablen (con la FBI), pero ¿para qué arriesgarse? Pienso que un abogado les aconsejaría no hacerlo", dijo al diario otro funcionario.  

Desde que la noticia de la inmunidad fue divulgada el lunes por la prensa, la Oficina de Seguridad Diplomática y Blackwater Worldwide, con sede en Carolina del Norte, se negaron a comentar al respecto.   El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, declaró que las preguntas deben hacerse al Departamento de Justicia. "Pero si alguien ha roto las reglas o las leyes aplicables, debe hacérsele responsable", añadió.  

El director ejecutivo de Blackwater, Erik Prince, ha dicho que los guardias de la firma, contratados por el Departamento de Estado para proteger a los diplomáticos estadunidenses en Irak, fueron blanco de disparos en Bagdad durante el incidente de septiembre, y que abrieron fuego en defensa propia.  

Pero el gobierno iraquí, que realizó su propia investigación, concluyó que los guardias fueron los únicos que dispararon. Una investigación militar estadunidense también determinó que los disparos fueron injustificados.  
– Notimex

You must be logged in to post a comment Login