Takoma Park, MD – Ciudad Santuario

La ciudad de Takoma Park, en Maryland, reafirmó su condición de Ciudad Santuario que prohíbe a la policía y empleados municipales aplicar las leyes de inmigración. 

En una conferencia de prensa este martes, las autoridades de la ciudad se reunieron con inmigrantes y líderes religiosos para reafirmar su apoyo a los inmigrantes.   La alcaldesa Kathy Porter, dijo que la condición de Ciudad Santuario es un llamado a otras ciudades para que impulsen medidas que unan a la comunidad.  

El concejal Terry Seamens manifestó que “Takoma Park es una ciudad acogedora. Nos enriquece tener la presencia de nuestros hermanos y hermanas inmigrantes”.   “Sobre el Congreso recae la responsabilidad de un sistema migratorio fracasado y no en los hombres y mujeres que luchan por alimentar a sus familias”, anotó.  

Las autoridades adoptaron la resolución luego de rechazar hace dos semanas una petición del jefe de la policía Ronald Ricucci para tener mayor flexibilidad en aplicar órdenes de deportación para la posible deportación de criminales.   Ricucci dijo al diario The Washington Post que sostuvo reuniones “positivas” con la organización comunitaria Casa de Maryland que cuestiona la confiabilidad de la base de datos del gobierno federal y el impacto de esa medida en la comunidad inmigrante.  

La resolución de apoyo a los inmigrantes por parte de Takoma Park, así como del Distrito de Columbia, la Ciudad de Alexandria y el Condado de Arlington, contrasta con las medidas antiinmigrantes en el Condado de Prince William.  

En Prince William, la Junta de Supervisores dio luz verde recientemente a una resolución que niega servicios a los indocumentados y permite la colaboración de la policía con agentes de inmigración.   Otras jurisdicciones en Virginia están analizando medidas similares en un clima antiinmigrante en parte ante el fracaso de la Casa Blanca y el Congreso de aprobar una reforma migratoria integral.  

La noche del lunes, el Concejo de Takoma Park aprobó unánimemente una resolución en la que reafirmó su condición de Ciudad Santuario que da la bienvenida a los inmigrantes y busca soluciones conjuntas.   Telma Arias, cuidadora de niños, dijo que “nosotros venimos a trabajar, no somos animales, no somos terroristas”.   “Somos un grupo de trabajadores que venimos a trabajar cuidando niños, limpiando casas”, dijo Arias, que manifestó sentirse orgullosa por la decisión de las autoridades de la ciudad.  

El director de la Unión American de Derechos Civiles, Art Spitzer, residente en Takoma Park, dijo que cuando la policía intenta aplicar la ley de inmigración “empeora la seguridad pública”.   Agregó que la cooperación de la policía con inmigración hará que los inmigrantes tengan miedo de reportar el crimen por la deportación y rechacen cooperar con las autoridades. 

Inés Cruz, del Comité de Mujeres Buscando Justicia de Casa de Maryland,  dijo que “basta ya de tantos abusos, somos humanos y venimos a trabajar. No somos criminales”.  

La promotora de Salud de Casa de Maryland, Norma Martínez, dijo sentirse “muy feliz” por la resolución en Takoma Park y enfatizó que “los inmigrantes no venimos a perjudicar a este país, sino a trabajar duro”.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login