Bush defiende a Mukasey pese a oposición del Congreso sobre tortura

El presidente estadunidense George W. Bush defendió a su candidato a procurador general de justicia, Michael Mukasey, en momentos que enfrenta una oposición creciente en el Congreso por la polémica sobre la tortura a prisioneros de guerra.

En una reunión con algunos reporteros en la Casa Blanca, Bush llamó al Senado a someter pronto a votación final la nominación del ex juez de Nueva York y consideró injustas las críticas que éste ha recibido por la controversia.   Mukasey fue cuestionado por demócratas y republicanos porque no se ha pronunciado de manera legal sobre si el método de interrogatorio a prisioneros denominado "waterboarding", o ahogamiento simulado, es o no ilegal en Estados Unidos.  

Aunque Mukasey sostuvo que se trata de un método "repugnante" no ha aceptado determinar si es violatorio de la ley, por lo cual cuatro senadores demócratas anunciaron que votarán en contra y media docenas más han condicionado el voto.   "El juez Mukasey no está siendo objeto de un trato justo", sostuvo Bush.   "El no sabe si usamos esa técnica o no", dijo el mandatario, tras agregar que "no tiene sentido contarle al enemigo si usamos esas técnicas o no".  

La controversia provocó que Patrick Leahy, el presidente del Comité Judicial del Senado, la primera etapa en el proceso de confirmación senatorial, dejara en suspenso la realización de la audiencia para votar la nominación.   Cuatro senadores que buscan la nominación presidencial demócrata, Hillary Clinton, Barack Obama, Joe Biden y Chris Dodd, anunciaron que votarán en contra.  

"Estoy profundamente preocupada por la continua renuencia del juez Mukasey de indicar claramente su opinión sobre la tortura, así como el poder sin supervisión del ejecutivo", dijo el martes la senadora Clinton, quien encabeza las encuestas de opinión.  

Obama señaló por su parte que "no necesitamos otro procurador general que mire al otro lado en asuntos tan profundos como la tortura".   "No necesitamos otro procurador general que crea que el presidente disfruta el derecho no escrito de ignorar en secreto cualquier ley o que nos prive de nuestras libertades constitucionales invocando simplemente la seguridad nacional", anotó Obama.  

El ex senador John Edwards manifestó que "los nominados políticos de George Bush en el Departamento de Justicia han torcido la ley para justificar el ahogamiento simulado y otras técnicas de interrogatorios consideradas por mucho tiempo como tortura".   "¿Qué otra información necesita? El ahogamiento simulado se usó en la Inquisición española y fue considerado como un crimen de guerra en la Segunda Guerra Mundial", recordó.  

La lista de senadores que condicionaron su voto hasta que Mukasey clarifique su posición sobre la tortura incluye a Leahy, a los también legisladores demócratas Carl Levin y Dick Durbin, así como al republicano Lindsey Graham.  
– Notimex

You must be logged in to post a comment Login