Día de los Muertos

“El Día de los Muertos” se celebra este viernes 2 de  Noviembre. Es una de las manifestaciones culturales más fascinantes y populares que se remonta a tradiciones milenarias mexicanas. Esta fiesta se celebra en México y a través de Estados Unidos por miles de familias mexicanas.  

Mientras la muerte es un tema ampliamente evitado en los Estados Unidos, en México, el “Día de los muertos” es un festivo fascinante. Es una mezcla de rituales pre-Hispánicos y católicos Romanos, “El Día de los Muertos” es una ilustración de la combinación de los las culturas pre-hispánicas y españolas que se han unido definiendo así al país y a su gente.  

“El Día de los Muertos” es la celebración donde puede convivir con la vida y la muerte indistintamente. Un día donde se festeja con los seres amados ya fallecidos Para los mexicanos la muerte no es el final del camino, si no una etapa intermedia. Es el momento para probar que los muertos no se han ido, en cambio ellos permanecen con los seres amados, con los cuales pueden hablar, alimentar y dar la atención que ellos se merecen.  

Son tradicionales las calaveritas de azúcar donde se escribe en la frente el nombre de la persona, con la que los niños se divierten, también es tradicional el pan de muertos que solo es hecho en esta época del año. Las personas usan mascaras de madera llamadas calacas y bailan en honor a los familiares fallecidos   Se construyen altares en cada casa en honor a los fallecidos donde se pone la comida y bebidas favoritas de los muertos, flores, sus fotografías y muchas velas.   El altar incluye cuatro factores principales de la naturaleza – tierra, aire, agua y fuego.

La tierra es representada por la cosecha: Los Mexicanos creen que las almas son alimentadas por el aroma de la comida. El viento es representado por objetos en movimiento: Usualmente el papel higiénico es usado para representar el viento. El agua se pone en un contenedor para que el alma apague su sed después de un largo viaje hacia el altar. El fuego es representado por velas de cera: Cada vela encendida representa un alma, y una vela extra es encendida por un alma olvidada. La sal es considerada el “condimento de vida” y es uno de los elementos que deben ser dejados en el altar.      

Cortesía de: México Tourism Board.

You must be logged in to post a comment Login