Demócratas divididos sobre Mukasey por tema de tortura

Senadores demócratas expresaron posiciones encontradas sobre la confirmación de Michael Mukasey como procurador general de Justicia de Estados Unidos, quien ha sido cuestionado por rechazar pronunciarse sobre la tortura a prisioneros.  

El senador demócrata por Nueva York, Charles Schumer, dijo que el rechazo a Mukasey puede provocar que el presidente estadunidense George W. Bush designe interinamente, sin el consentimiento del Senado, a un procurador general que responda sus intereses.   Esa situación permitirá una mejor posición para la administración Bush, "que no cree en el estado de derecho", aseveró Schumer en un comunicado, luego que este viernes se reunió con Mukasey.  

La senadora demócrata por California, Dianne Feinstein, también emitió un comunicado en el que manifestó su apoyo a Mukasey, pero su colega demócrata por Vermont, Patrick Leahy, rechazó votar a favor de su confirmación.   "Estados Unidos y su procurador general deben defender el estado de derecho", dijo Leahy, quien indicó que "no cabe duda en mi mente que el ‘ahogamiento simulado’ (como método de interrogatorio) es tortura y es ilegal bajo nuestras leyes".  

El Comité Judicial del Senado votará el próximo martes sobre la confirmación de Mukasey, que se espera logre el respaldo de los republicanos de esa instancia para una votación final en el pleno de la cámara alta.   Mukasey ha sido cuestionado tanto por demócratas como por republicanos porque no se ha pronunciado sobre si el método de interrogatorio a prisioneros denominado "waterboarding" ("ahogamiento simulado") es o no ilegal en Estados Unidos.  

El presidente de Estados Unidos manifestó este viernes en Carolina del Norte que habrá "otra pelea" en el Senado por la confirmación de Mukasey, a quien calificó como "un hombre independiente".  

"Insto firmemente al Senado de Estados Unidos que confirme a este hombre, para contar con un procurador general que trabaje para proteger a Estados Unidos de un futuro ataque", sostuvo Bush.  

Esta semana, la precandidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, la senadora por Nueva York, Hillary Clinton, denunció que Mukasey ha rehusado "indicar claramente su opinión sobre la tortura".   Agregó que tras "el problemático periodo" del anterior procurador general Alberto Gonzales, no se puede aceptar que su reemplazo "en alguna manera apoye la tortura o crea que el presidente no está limitado por la ley".  

Otros aspirantes demócratas a la Presidencia también rechazaron a Mukasey. El senador Barack Obama puntualizó que "no necesitamos otro procurador general que mire al otro lado en asuntos tan profundos como la tortura".  

El senador Christopher Dodd afirmó que la posición de Mukasey de que el presidente no tiene que cumplir la ley, "lo descalifica de ser el procurador general".   El ex senador John Edwards recordó que la práctica del "‘ahogamiento simulado’ se usó en la Inquisición española y fue considerado como un crimen de guerra en la Segunda Guerra Mundial".  
– Notimex

You must be logged in to post a comment Login