Luchan contra deportación de 23 indocumentados detenidos

Chicago.- Activistas del estado de Illinois efectúan acciones para liberar a los 23 indocumentados que fueron detenidos el miércoles pasado y abogan para que obtengan el estatus legal en Estados Unidos de "tiempo de residencia" y "ligas familiares".  

El sacerdote José Landaverde, de la iglesia anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, y la activista de Waukegan, Margaret Carrasco, pidieron ayuda para los 22 mexicanos y un dominicano a los senadores por Illinois, Richard Durbin y Barack Obama.  

"Ninguno de los detenidos tiene antecedentes delictivos" y la mayoría ya habían hecho la petición, por padres o hermanos, para legalizar su residencia en Estados Unidos, aseguró Landaverde.   Subrayó que son personas trabajadoras "con hijos de 15 a 23 años de edad, que ya hicieron toda su vida aquí y muchos de ellos están en espera de que les resuelvan su petición de residencia".   El religioso comentó que a los dos legisladores federales "les pedimos que la revisión de sus casos (de los inmigrantes) se base en sus ligas familiares y en el tiempo que ellos tienen de vivir en Estados Unidos".  

Sin embargo, las oficinas de ambos senadores difundieron este viernes por separado un comunicado de prensa en el que reiteran que sólo a través de una reforma migratoria integral se puede solucionar "este tipo de injusticias".   El senador Obama declaró que se "está trabajando por generar un apoyo bipartidista a favor de una política migratoria que le otorgue el camino ganado a la ciudadanía a los indocumentados".  

Landaverde confirmó que tres de los indocumentados detenidos obtuvieron su libertad al pagar una fianza de entre cinco mil y 10 mil dólares.   Mientras que la oficina local del Servicio de Inmigración y Protección de Aduanas precisó que de los 23 detenidos el miércoles pasado, 22 son de origen mexicano y uno dominicano. De ellos 11 podrán salir bajo fianza.   Agregó que uno de los detenidos firmó su deportación voluntaria, otros 10 rechazaron una audiencia con el juez y serán deportados de inmediato y una mujer permanecerá detenida por reingresar al país de manera ilegal después de una primera deportación.  

Los 23 detenidos el miércoles pasado, 16 hombres y siete mujeres, eran residentes del vecindario Pilsen, y empleados por la agencia de trabajo temporal Anna II.   De acuerdo con las primeras investigaciones tres camionetas recogían a los trabajadores en Pilsen para llevarlos a los centros de trabajo cada mañana.   La detención de los 23 indocumentados se dio después que las camionetas los dejaron el miércoles en la planta Rock Run Business Park, en el suburbio de Joliet.  
– Notimex

You must be logged in to post a comment Login