Takoma Park da la bienvenida a los inmigrantes

Residentes anglosajones, asiáticos, afroamericanos y latinos de la pequeña ciudad de Takoma Park, en Maryland, tienen la tradición de recibir con los brazos abiertos a los inmigrantes, pese a una oleada contraria en condados vecinos.  

Takoma Park es una de las pocas ciudades de Estados Unidos que no solamente permite votar y buscar un cargo político a los inmigrantes que no son ciudadanos estadunidenses, sino que esta semana reafirmó su condición de ciudad "santuario" de inmigrantes.   "Estoy contento de que Takoma Park haya decidido ser una ciudad santuario", afirma Gabriel Heilig, un residente del condado al referirse a la prohibición a las autoridades locales de aplicar la ley federal de inmigración.  

La inmigración, afirma, "es un asunto es muy complicado, es muy confuso", aunque asume que "este es un país de inmigrantes, debemos dar la bienvenida a personas de otros países".   Heilig dice, sin embargo, que las fronteras se deben de controlar y que debe de haber un proceso para el ingreso de los inmigrantes a Estados Unidos.   "Hay compañías que quieren traer indocumentados para no pagarles bien, lo cual no es bueno para ellos ni es bueno para Estados Unidos, porque bajan los salarios", agrega Heilig, quien ha vivido por 30 años en Takoma Park, en charla con Notimex.   Heilig se refirió también a la decisión de Takoma Park, una de las ciudades más progresistas del país, de aprobar un juicio de destitución contra el presidente George W. Bush y el vicepresidente Richard Cheney.  

"Hace tiempo han debido juzgarlos, son criminales de guerra", subraya al opinar al respecto.   Por otra parte, el profesor universitario Jerrick Smith se jacta de que esta sea la jurisdicción racialmente más diversa del condado de Montgomery y señala que "no hay nada erróneo" en que la ciudad sea un santuario para los inmigrantes.   De la misma manera, Andrea Morris, quien trabaja en ventas y hace más de un año vive en Takoma Park, señala que desconocía la condición de santuario de la ciudad, pero recalca que "es grandioso vivir aquí en una de las zonas más diversas" del país.

Seija Wesley, una inmigrante de la India que ha trabajado por 14 años en Takoma Park, manifiesta su sentir y dice que "este es un pequeño pueblo, uno se siente como en casa y la gente es muy amable. Acá hay personas de diferentes orígenes y culturas".   La empleada federal Lisa Bages rechazó las medidas antiinmigrantes en otros lugares del país que permiten que la policía local aplique las leyes federales de inmigración o que se nieguen servicios a los indocumentados o sus hijos.   "Los inmigrantes no hacen nada malo, más bien están contribuyendo mucho a nuestras comunidades. Todos comenzamos como inmigrantes un día", asegura Bages al ser consultada.   "Mi casa fue renovada recientemente y las personas que lo hicieron eran dominicanos que realizaron un trabajo excepcional", recalca.   La enfermera María Orellana, originaria de El Salvador y con 20 años de vivir en Takoma Park, dice: "No sabía lo de Ciudad Santuario, pero me parece muy bien las autoridades estén ayudando a los inmigrantes".   Sobre las resoluciones y proyectos antiinmigrantes ante el fracaso del Congreso y la Casa Blanca por una reforma migratoria integral, sostiene que eso le parece "malísimo para el país y una mala fama internacionalmente". 

La ciudad de Takoma Park, en Maryland, reafirmó su condición de Ciudad Santuario que prohíbe a la policía y empleados municipales apl

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login