Jugarán Patriotas y Potros final de la AFC adelantada.

Nueva York.- Los dos mejores equipos en estos momentos en la NFL, Patriotas de Nueva Inglaterra y Potros de Indianápolis, están a unas horas de protagonizar el que para muchos es una final de la Conferencia Americana adelantada.  

El duelo entre estos dos conjuntos es el más atractivo de la semana nueve e incluso podría marcarse como el más importante de la temporada, ya que el resultado del encuentro podría decidir quién recibe toda la postemporada en casa.  

La rivalidad entre Indianápolis y Nueva Inglatrerra nació hace poco tiempo, para ser exactos en la final de la Conferencia Americana de la temporada 2003-2004, donde los Patriotas derrotaron a los Potros 24-14 para encaminarse a la conquista del Súper Tazón XXXVIII.  

Un año más tarde se volvieron a ver las caras, pero en el Juego Divisional, y por segunda ocasión consecutiva en playoffs los "Pats" dejaron tendidos a los "equinos", por marcador de 20-3.  

Pero la temporada anterior Manning acabó con la maldición en su contra y ante su público al derrotar a Nueva Inglaterra en la final de la Conferencia Americana, con un resultado memorable a favor de Indianapolis de 38-34.  

La rivalidad entre Payton Manning y Tom Brady hace recordar aquellos legendarios duelos entre Roger Staubach y Terry Bradshaw, o Troy Aikman y Jim Kelly.  

Brady, líder de la NFL en yardas ganadas por aire, tiene por fin un poderoso arsenal para hacerle frente a Manning, con dos mil 432 yardas y 30 pases de anotación en lo que va de la campaña parece difícil que alguien pueda detener esta ofensiva.  

El quarterback de Indianápolis, a su vez, está muy lejos de su rival, suma mil 833 yardas y 13 envíos de anotación, quizá porque su blanco favorito, Marvin Harrison, no ha estado al cien por ciento físicamente.  

Dos equipos sumamente balanceados y bien dirigidos prometen dar un juego que podría quedar grabado en la memoria de los aficionados del futbol americano por mucho tiempo, pues tiene todos los ingredientes para serlo.  

Nueva Inglaterra cuenta con la ofensiva número uno de la Liga y la defensiva número tres, mientras Indianápolis es el tercer mejor ataque de la NFL y tiene a su defensa ubicado en el cuarto peldaño.  

Randy Moss llegó a los Patriotas para convertirse en el blanco favorito de Brady y el entendimiento entre estas dos figuras del emparrillado fue inmediata, y los números no dejan mentir, pues el explosivo receptor encabeza la Liga en yardas ganadas por aire con 779 y 11 touchdowns.  

Con los problemas físicos de Harrison, Manning ha utilizado más este año a su segundo receptor, Reggie Wayne, quien ha sacado la cara por el "circo aéreo" de Indianápolis, al ser el cuarto mejor en su posición en la NFL con 668 yardas y cinco anotaciones.  

Los Potros están arriba en la serie cuando juegan en su casa, 13-7 y tienen una racha de tres victorias consecutivas sobre Nueva Inglaterra, pero a pesar de ello no son amplios favoritos, ya que tienen enfrente a un hueso duro de roer.  

El invicto de ambos equipos está en juego, pero más el orgullo de ver quién es mejor, pues el que gane difícilmente encontrará un obstáculo que le corte su racha y eso hace pensar en que la temporada perfecta de Delfines de Miami está en peligro, pero eso es otra historia.  

– Notimex

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login