Kameni: Cuidado con nosotros en Sudáfrica 2010

Y, sin embargo, la vida no ha sido fácil para el también guardameta titular de la selección de Camerún. Emigró a Europa con tan sólo 15 años, y ha debido luchar contra las dificultades propias de un nuevo entorno. De hecho, no fue sino hasta que llegó a la Península Ibérica que se pudo consolidar como titular en un equipo del Viejo Continente.

Simpático y abierto, hasta el punto de ayudar a un reportero a arreglar su grabadora que se apagó en mitad de la entrevista, La Pantera contestó con entusiasmo a las preguntas de FIFA.com.

Señor Kameni, para comenzar, llama la atención su nombre: Carlos, en español, mientras que en Camerún se habla francés… ¿un signo del destino?
No, no (risas). Lo que pasa es que un tío mío se llama así, y mi padre decidió ponerme ese nombre en su honor. Y no crean que es tan poco común. En mi país hay más personas que también tienen el mismo nombre.

Con 16 años, usted ganó la medalla de oro en el Torneo Olímpico de Fútbol en Sydney 2000, precisamente ante España, ¿soñaba entonces con jugar en la Liga?
Siempre quise jugar en uno de los torneos más importantes del mundo. La esperanza es mi alimento, y nunca dejé de pensar en estar entre los mejores. Pero España no era un objetivo único. Debo admitir que Inglaterra e Italia también me llamaban la atención.

Ahora ha triunfado en el Espanyol, después de pasar varios años difíciles en Francia, un lugar que, normalmente, es más propicio para los cameruneses.
Sí, en la liga francesa fue difícil, porque pasé cuatro años en el Le Havre, en donde nunca tuvieron confianza en mí. De hecho, ¡no disputé ningún partido! Así que, al venir aquí, mi prioridad era jugar y demostrar que tenía la capacidad para estar entre los mejores. Y en el tiempo que llevo aquí creo que he podido consolidarme y tener una buena actuación.

Además tenía un referente histórico, el gran Thomas N’Kono, que también fue ídolo en este mismo club…
Claro, para mí es un honor que me consideren como el heredero del mejor portero camerunés de la historia. Además, tenemos una relación excelente ( ndlr: N’Kono es, actualmente, el entrenador de porteros del Espanyol). Fue él quien me sirvió de guía cuando llegué a la ciudad y ayudó a que mi adaptación fuera muchísimo más sencilla. Además, me ha dado innumerables consejos. No puedo terminar de agradecerle todo lo que ha hecho por mí. Era mi gran ídolo, y ahora es mi amigo, ¿qué más se puede pedir?

Hablemos ahora del Espanyol, el equipo revelación de la Liga hasta el momento. ¿Hasta dónde pueden llegar usted y sus compañeros esta temporada?
Nuestro sueño es conseguir un puesto en la Liga de Campeones de Europa… yo estoy convencido de que hay que atreverse a creer en los sueños y a trabajar para hacerlos realidad. Así, no me parece descabellado pensar que, a final de la temporada, el equipo esté en esos cuatro primeros lugares que nos den el boleto.

La temporada pasada el equipo consiguió ser subcampeón de la Copa UEFA, pero no logró el boleto para competiciones europeas, ¿extraña jugar esos partidos?
¡Claro! Pero si no lo conseguimos fue porque no lo merecimos. Aunque puede ser un aspecto positivo en este torneo, porque nuestro plantel no es tan grande, y concentrarnos en la liga puede ser muy útil para tener éxito en ella. Además, no olvidemos que viene la Copa del Rey, una competencia muy importante.

El equipo cuenta con los tres seleccionados de moda en España: Albert Riera, Raúl Tamudo y Luis García, ¿cuál es su opinión sobre ellos?
Me da muchísima alegría verlos triunfar, y que se reconozca al fin el enorme talento que tienen. Son jugadores de gran nivel y es gracias a ellos que estamos marcando este inicio de temporada tan bueno. Estoy seguro que harán lo mismo por España.

En cuanto a Camerún, tras no clasificarse a Alemania 2006, ¿la fase eliminatoria para Sudáfrica 2010 llega como una especie de revancha?
No una revancha, pero sí la oportunidad de jugar una Copa Mundial en África, que será como hacerlo en casa. Tengo muchísima ilusión en conseguirlo porque, aunque estuve presente en 2002, vi los partidos desde la banca y no es lo mismo. Pero hay que clasificarse e incluso antes conseguir una gran Copa Africana de Naciones 2008, que será un torneo muy complicado pero que buscaremos ganar.

Roger Milla dijo recientemente que ésta es la gran oportunidad para que un equipo africano fuera campeón del mundo, ¿comparte su opinión?
Uy, es mucha presión (risas)… No sé si llegaremos a tanto, pero será sin duda una ventaja tener a nuestros aficionados en los estadios y las potencias mundiales deberán cuidarse. Además, hay cada vez más equipos fuertes en el continente. Vean a Togo, Angola o Costa de Marfil. Los grandes ya no son sólo los de siempre, ahora Camerún, Egipto o Nigeria tienen que tener cuidado si no quieren llevarse una desagradable sorpresa.

Cuéntenos un poco sobre usted fuera de las canchas, ¿cómo es su vida?
Vivo con mi familia. Estoy casado y tengo una hija de tres años y medio. Además, mi esposa espera otro niño. Así que trato de pasar todo el tiempo con ellos, salgo de los entrenamientos, como con ellos, pasear a la niña, una película, y después a dormir.

¿Y el fútbol? ¿No se da tiempo de ver algún partido?
¡Claro! Cuando hay un buen encuentro de Liga de Campeones lo veo. Lo que pasa es que antes era un fanático total. Los sábados pasaba todo el día pegado al televisor. Primero Bundesliga, luego la Premier, Serie A, campeonato francés, y cerraba con fútbol español. ¡Pero a mi esposa no le gustaba mucho mi rutina! (risas). Por suerte tenemos televisores en toda la casa, la sala, las habitaciones, la cocina… Así que tampoco protestaba tanto.

Para terminar… ¿cómo le gustaría verse en 5 años?
El inicio de mi carrera fue tan complicado que estoy muy contento con lo que me está pasando ahora. Pero claro, me gusta soñar, y me veo disputando la Liga de Campeones, ganado la Copa del Mundo y jugando en un equipo grande en Europa. Manchester, Arsenal, Milan, Inter, Real Madrid o Barcelona, sería un honor estar en cualquiera.

¿Barcelona? ¡Eso nunca se lo perdonarían los aficionados del Espanyol!
(Risas) ¡Es verdad, creo que no les haría mucha gracia! Pero bueno, soy un profesional y el Barcelona es un gran club, así que, si se diera el caso, ¿por qué no?. (FIFA)

You must be logged in to post a comment Login