Dynamo demoledor

El campeón defensor Dynamo de Houston demostró una vez más que su buen momento no es un espejismo. El equipo tejano sigue ganando y sumando para mantenerse como uno de los favoritos para la gran final este fin de semana y precisamente en la casa del DC United. El sábado por la noche dio cuenta del Wizard de Kansas City por 2-0, pese a no realizar una gran actuación.
Los "tejanos" se vieron favorecidos por la vehemencia del Wizard y el Dynamo aprovechó para pasar por encima a los Wizard. Dynamo no hizo un gran partido, pero el rival, resultó un cuadro sin muchos argumentos para intentar un mejor resultado.
El favorito, Dynamo, salió decidido a ratificar que por algo es protagonista de su segunda final.
Con el esquema de siempre, el equipo local se adueñó del balón. Con un gran trabajo de Richard Mulrooney y la movilidad de Brad Davis, el local manejó el cotejo en los minutos iniciales.
Eso hizo que Kansas City no tuviera profundidad en los avances, pese a tener mayor tiempo la pelota.
¿Y Kansas City? Trató hacer correr el balón. Michael Harrington era el encargado de transitar la pelota y en ofensiva Eddie Jonson y Scott Sealy intentaban crear peligro.
Pero Kansas City cayó en la desesperación. En lugar de mantener el orden y la calma, recurrió al juego fuerte para frenar al peligroso Nate Juqua.
Kansas City fue un equipo disminuido y un Dynamo urgido de ganar, Kansas aparecía como un rival ganable.
Pero en esa primera etapa fue todo lo contrario. Kansas apeló a la garra y luchó cada pelota con decisión. Dynamo se sorprendió y fue incapaz de hacer un gol.
Y apenas a los 35 minutos cambio la historia para los locales, llegó el gol que tanto esperaba la hinchada tejana.
Hubo un tiro de esquina al corazón del el área visitante y ahí surgió Nate Jaqua. El delantero apenas tocó el balón con la cabeza e hizo el 1-0 para los locales.
Con la desventaja, Kansas City sólo intentó no recibir más goles. Le resultaba imposible llegar al arco rival y el agotamiento ya habían minado la resistencia de los hechiceros.
Por eso no sorprendió que a los 81 minutos apareciera Dwayne De Rosario. El volante, de suave toque con la zurda, venció al meta visitante Kevin Hartman y anotó el 2-0 para los locales, resultado que prácticamente liquidaba el cotejo.
Pero Kansas City nada pudo hacer. El Houston Dynamo ganó y sigue su viaje a Washinton DC para la gran final. Su momento no es un espejismo. Los "tejanos" no se caen y fecha a fecha ratifican que son protagonistas para la gran final este fin de semana ante los New England Revolution.
Importante triunfo del cuadro tejano, pues le permite terminar la etapa clasificatoria con el pie derecho y alimentar la ilusión de revalidar otra vez el título del año pasado.

You must be logged in to post a comment Login