Chicago dice presente con ayuda para Tabasco

Chicago.- La ayuda humanitaria de los inmigrantes mexicanos dirigida a los damnificados de Tabasco ha retrasado su salida, debido a trámites requeridos por el gobierno estadunidense.

Más de 52 toneladas de ropa, agua, medicamentos y alimentos enlatados que debieron salir el domingo por la noche aún siguen en Chicago, confirmó el sacerdote José Landaverde.

El párroco de la iglesia anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, organizador de la colecta en el vecindario mexicano La Villita, dijo que las autoridades estadunidenses le han puesto más trabas de las que imaginaba.

"Han sido muchos requisitos, pero ya los cubrimos todos y sólo nos faltaba pagar dos permisos de 60 dólares para poder transitar por el territorio de Estados Unidos", expresó el sacerdote en entrevista.

"Creíamos que la mayor dificultad estaría en la frontera para ingresar a México, pero obtuvimos rápido los permisos del Consulado y contamos con todas las garantías para llegar hasta Tabasco por territorio mexicano", dijo.

Originalmente eran cinco trailers de ayuda material los que se preveía saldrían con destino a Tabasco el domingo por la noche, pero para facilitar la salida y el costo de permisos se redujeron a tres.

"Quedo mucha ayuda en bodega, y mucha gente con deseos de apoyar con algún recurso material, pero sabemos que la necesidad ahí va a estar en Tabasco para atenderla, lo que urge ahorita es llegar con esta primera respuesta", enfatizó el padre.

También se pensaba que iría una amplia comitiva para ayudar a repartir la ayuda material, aunque finalmente, sólo irán dos traileros y en el tercer vehículo el padre Landaverde y la activista de Waukegan Margaret Carrasco.

"Son tres tráilers, de 24 llantas, con capacidad de 52 toneladas, que van totalmente llenos gracias a la aportación desinteresada de mexicanos ayudando a mexicanos", agregó.

De salir este lunes por la noche, se prevé que los tráilers lleguen a Tabasco el jueves a las cinco de la tarde para entregar directamente la ayuda a los damnificados.

"El gobierno mexicano, a través del consulado en Chicago, nos confirmó que habrá la ayuda necesaria para que podamos hacer esa entrega directa en los lugares afectados", afirmó.

Ahora sólo falta que las autoridades norteamericanas no dificulten más la partida ni el cruce hasta la frontera de Laredo, agregó el sacerdote.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login