Considera PP que España debe cambiar política hacia Latinoamérica

Por Joel Muñoz
Notimex

Madrid.- La gran lección del incidente de la Cumbre Iberoamericana es que España debe abandonar las amistades peligrosas y acercarse a países latinoamericanos de regímenes responsables, señaló hoy el Partido Popular (PP).

El portavoz del Partido Popular en la Comisión de Asuntos Exteriores y miembro de la Junta Directiva Nacional del PP, Gustavo de Aristegui, se pronunció porque España se aleje de la política exterior que este gobierno ha llevado hacia América Latina.

"El gobierno de España tiene que cambiar su política hacia a América Latina. Ya está bien de cercanía de Fidel Castro y Hugo Chávez y de otros personajes similares", manifestó en entrevista con Notimex.

Consideró que el gobierno socialista "lo que debería de hacer es acercarse más a los países que tienen regímenes perfectamente normalizados, homologables en el mundo entero".

De Aristegui reprochó que el actual gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero no mantenga la misma cercanía con gobiernos "más responsables".

"Que muchos de los cuales son incluso de izquierdas, como el de Tabaré Vázquez o como los Kichner, o la señora (Michelle) Bachelet o (Luiz Inácio) Lula (da Silva), que han demostrado una absoluta responsabilidad en su actuación de gobierno", enfatizó.

Con experiencia diplomática, el laureado incluso con la Gran Cruz de la Orden Francisco de Miranda de Venezuela, agregó que el gobierno de Rodríguez Zapatero tiene un problema grave de actitud débil cuando se trata de defender los intereses de los españoles.

"Lo que no puede hacer el gobierno es ponerse estupendo diciendo que hay que hacer las cosas con mesura. Por supuesto que hay que hacerlas con mesura, pero también las medidas diplomáticas están para que las evaluemos y en su caso las apliquemos", expresó.

"Lo que no puede hacer un gobierno de España es mantener las risitas, la candidez, la cercanía, la laxitud que realmente no ayudan y que mantiene el gobierno socialista de España".

Para De Aristegui, en teoría los empresarios que tiene intereses en Venezuela no deberían temer, pero dada la naturaleza del presidente venezolano Hugo Chávez y sin la defensa auténtica del gobierno español, se abre un escenario en el que el desenlace es incierto.

"El problema de este gobierno es que tampoco ha sido especialmente diligente al defender los intereses de los españoles y sus empresas", dijo. "Yo espero que no tengan nada que temer", agregó.

Advirtió que "en un régimen como el chavista que utiliza el Estado, sus resortes y sus medios como un arma personal, sería irresponsable pensar que va a actuar de manera responsable, dada su naturaleza, por lo que no es imposible pensar que haya algún tipo de represalia".

Sobre la demanda que hizo un portavoz de su partido para llamar a consultas al embajador español en Venezuela, el experto del PP en relaciones exteriores dijo que se trata de una "medida dura, pero sin duda hay que estudiar medidas de este tipo, yo no las descartaría".

"Tampoco se trata de romper relaciones, pero sí de mostrar el disgusto serio de un país", añadió.

Si hubiera ocurrido a la inversa, dijo, seguramente "estaríamos en un lío proporciones inconmensurables" si Rodríguez Zapatero hubiera llamado "golpista" a Chávez.

El diputado calificó de "corresponsable" al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos de la agresión de Chávez al ex jefe de gobierno español, José María Aznar, a quien llamó "fascista" en la Cumbre Iberoamericana realizada en Santiago de Chile.

"Lo que dijo Hugo Chávez a Aznar es lo que dijo el ministro de Asuntos Exteriores en noviembre de 2004. El es el que puso a rodar esa pelota. El gobierno de España no lo desmintió. Dio a entender que ellos apoyaban ese tipo de acusaciones absolutamente inaceptables", indicó De Aristegui.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login