Cumbre Iberoamericana de 2008 en El Salvador deberá evitar roces

San Salvador.- La XVIII Cumbre Iberoamericana de 2008 a celebrarse en El Salvador deberá tomar medidas adecuadas para evitar que vuelvan a ocurrir enfrentamientos verbales entre los actores participantes, advirtió el experto Roberto Batista.

Dijo que el país está obligado a garantizar que no vuelvan a registrarse incidentes como el protagonizado por el rey Juan Carlos y el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la Cumbre de Chile.

El final del encuentro en Santiago se vio opacado luego de que Chávez llamó "fascista" al ex jefe del gobierno español, José María Aznar, y lo acusó de impulsar el golpe militar en su contra en abril de 2002.

Además, interrumpió el discurso de Rodríguez Zapatero, lo que motivó al monarca español a callar al presidente venezolano.

El Salvador será sede de la próxima Cumbre Iberoamericana que reunirá a los jefes de Estado y de gobierno en octubre de 2008 y cuyo tema central será "Juventud y Desarrollo".

Batista, consultor de protocolo, dijo que el gobierno debe de asegurar que la importante cita en este país centroamericano se desarrolle en un marco de respeto.

El especialista justificó la reacción del monarca y de Rodríguez Zapatero al defender a su compatriota, pese a que desde el punto de vista político son adversarios, por lo que en la defensa "pesó el nacionalismo".

"Hay que tomarlo en consideración para que nuestros políticos lo tomen en cuenta, ya que es una forma de demostrar altura política", expresó Batista, quien admitió que el monarca español perdió los estribos, aunque señaló que por ser rey no deja de ser humano.

"Al sentirse atacado, a través de las palabras (de Chávez) contra Aznar, atacando su nacionalidad, lo que él representa, la reacción (del rey) quizá no fue la mejor, pero de alguna manera como persona tiene que reaccionar ante una insistencia de ese tipo", dijo.

Para Batista, el monarca hizo bien al levantarse y retirarse para demostrar su enojo, como lo permite el protocolo de la diplomacia, pero quizá no debió callar a Chávez que, a su juicio, se caracteriza por polemizar con los presidentes.

El Salvador no ha escapado del debate internacional que ha causado el incidente, tanto que el presidente Antonio Saca felicitó el lunes al rey y a Rodríguez Zapatero por su actitud ante las acusaciones de Chávez.

El empresario y ex director de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), Claudio de Rosa, indicó que Chávez cada vez que recibe algún tipo de crítica contra su sistema recurre "a levantamientos especiales en contra de él o a conflictos con naciones vecinas".

De Rosa explicó que lo más importante en este asunto es saber si Aznar intervino o no en la política interna de Venezuela, y si eso fuera cierto es "condenable, porque nadie debe meterse en la casa del lado".

No obstante, afirmó: "tan condenable sería entonces aplicando la misma vara como lo que está haciendo el señor Chávez en este momento", tratar de financiar para formar células en algunos países, fuera de su territorio.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login