Videojuegos:

Por Luis Carlos Sánchez
Notimex

México.- La preponderancia de los videojuegos y otros pasatiempos de los jóvenes y niños de esta época pueden significar una "competencia alarmante" para la literatura, consideró hoy aquí el narrador español Fernando Marías, autor de "Cielo abajo", ganador del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2006 de su país.

En entrevista con Notimex, a propósito de su visita a México para presentar su novela, el autor considero que el mejor embate que se puede dar a la amenaza de estos distractores es "unirse" con ellos y propiciar nuevos lenguajes que atrapen a los lectores más jóvenes. "Hace 30 o 40 años -dijo- una de las formas de entretenerse era leer un libro, ahora existen los videojuegos y los DVD; la literatura tiene ese problema, ahora tiene esa competencia que podría llegar a ser alarmante, por ello una forma de frenar su atracción es aliarse con los videojuegos".

Nacido en Bilbao en 1958, Marías se ha caracterizado por su visión antisolemne de la literatura y por apoyar una postura abierta en torno a la llegada de otros lenguajes a las letras, con la finalidad de acercar la lectura a los más jóvenes.

Por ello, en su país natal una empresa de videojuegos le invitó a presentar su novedad "Hotel Dusck", en la que el jugador debe resolver los enigmas que se le proponen a través de un lenguaje narrativo. "Los videojuegos más que una amenaza, son una presencia que viene a agregarse, aunque sí pueden quitar muchos lectores", aceptó.

Marías presentará hoy en el Centro Cultural de España "Cielo abajo", que también ha sido galardonada con el Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil, 2005; además intervendrá el miércoles en la 27 Feria del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), donde se proyectará la cinta "La Luz prodigiosa", realizada a partir de uno de sus libros.

El también autor de "Invasor", consideró además que "desgraciadamente" la literatura infantil y juvenil continúa siendo considerada como "un género menor", al igual que la novela negra, aunque ello, dijo, se debe en primer lugar a los editores y el mercado, quienes deben diferenciar entre un género y otro para sus intereses.

Sin embargo, apuntó, en los últimos años ha aparecido en Iberoamérica todo un mundo de editores, autores y libros dedicados a este sector.

"Hay un mundo con mucho movimiento y creo que le pasa lo mismo a la novela negra, que aún es considerada género menor, lo cual es una lástima porque hay historias como `La isla del tesoro" -de Robert Louis Stevenson- que son maravillosas".

Sigue Pueden videojuegos. dos. maravillosas" En "Cielo abajo", Marías cuenta la historia de "Joaquín Dechén", un joven que sueña con ser aviador y que se ve involucrado en la épica batalla de Madrid (durante la Guerra Civil), cuando es testigo del duelo a muerte entre dos aviadores legendarios de distintos bandos, viejos amigos enfrentados también por el amor de "Constanza", la verdadera protagonista.

En la actualidad, añadió, los tratamientos de las historias para jóvenes deben contener temas serios que aborden situaciones políticas y sociales, "creo que los temas más serios parecen ser los que más les interesan, pero hay que empezar a formar lectores desde niños, tal vez a través del cómic".

En 2005, dijo, con el 400 aniversario de la primera publicación de El Quijote, su lectura se volvió prácticamente obligatoria, lo que dejó a varios niños y jóvenes fuera de convertirse en futuros lectores, pues consideró que el acercamiento a la obra de Miguel de Cervantes Saavedra requiere de más preparación.

Fernando Marías se trasladó en 1975 a Madrid, donde vive actualmente, para estudiar Cine en la Facultad de Ciencias de la Información. Ahí montó una productora de vídeo, trabajó en publicidad y escribió guiones de series televisivas, pero empezó a escribir en 1990.

Su primera novela, "La luz prodigiosa", ganó en 1991 el premio Ciudad de Barbastro. Es autor de otros libros cómo "Esta noche moriré", "Los fabulosos hombres película", "El niño de los coroneles", "El vengador del Rif", "La batalla de Matxitxako", "La mujer de las alas grises" y "El mundo se acaba todos los días".

Su obra le ha hecho acreedor a los premios Nadal (2001), Ateneo de Sevilla (2005) y Nacional de Literatura infantil y juvenil (2006), por mencionar algunos.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login