Aseguran que ley antiinmigrante castiga en forma ilegal a empresas

Phoenix.- Una coalición de organizaciones de derechos civiles argumentó aquí en una corte federal que una ley antiinmigrante de Arizona "castiga en forma ilegal a las empresas" al obligarlas a verificar la autorización de empleo de las personas.

La coalición advirtió que la ley, que entrará en vigor el 1 de enero de 2008, conducirá a la discriminación de los trabajadores que sean percibidos como extranjeros.

Los argumentos fueron expuestos por representantes de la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU), el Fondo para la Defensa y Educación del México-Americano (MALDEF), el Centro Nacional de Ley de Inmigración, en apoyo a una demanda interpuesta para frenar la ley.

La denominada "Acta de los Trabajadores de Arizona" establece un nuevo estatuto que regula el empleo en esta entidad con base en el estatus de autorización laboral, aun cuando ya existe una ley federal para la misma cuestión.

La ley impone sanciones más fuertes que las contempladas por el gobierno federal a quienes contraten en forma consciente a indocumentados, al amenazar con cerrar los negocios y las empresas que incurran en dos violaciones en un período de tres años.

La ley exige además a todos las negocios de Arizona revisar el estatus de autorización laboral de cada uno de sus empleados a través del programa federal conocido como "e-Verify".

En su argumentación representantes de la coalición sostuvieron que el sistema federal de verificación laboral está lleno de errores y conduce en forma frecuente a problemas para trabajadores legales.

Aseguraron que el sistema, fue establecido por el gobierno federal sólo de manera voluntaria y en forma experimental. El Congreso se ha negado en forma repetida a establecer el sistema de manera obligatoria.

"El gobierno estadunidense no ha hecho este sistema obligatorio porque la información de la base de datos no es confiable y puede provocar que trabajadores legales pierdan sus empleos y sus oportunidades de trabajo", dijo Omar Jadwat, abogado del Proyecto de Derechos de Inmigrantes de la ACLU.

El sistema ha estado plagado de problemas, al fallar en identificar a trabajadores legalmente autorizados debido a su dependencia en bases de datos erróneas de la Administración del Seguro Social, sostuvo Jadwat.

Westat, una firma privada de investigación que revisó el sistema, encontró que uno de cada 10 empleados autorizados a trabajar en Estados Unidos fueron categorizados como inelegibles.

Además determinó que los trabajadores extranjeros, incluidos ciudadanos naturalizados, son 30 veces más susceptibles a ser identificados como inelegibles por el sistema e-Verify, que los nacidos en Estados Unidos.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login