Coinciden demócratas en reforma migratoria integral

Las Vegas.- Los siete precandidatos demócratas coincidieron en la necesidad de una reforma integral a las leyes de inmigración de este país, pero mostraron diferencias en detalles sobre cómo implementarla.

Los precandidatos abordaron el tema al ser cuestionados sobre si estaban de acuerdo en otorgar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados durante el desarrollo del debate que sostuvieron esta noche en el campus de la Universidad de Nevada en Las Vegas.

El tema de las licencias de conducir para indocumentados provocó en el debate pasado, hace dos semanas, que la senadora Hillary Clinton, se mostrara indecisa sobre el tema, lo que fue aprovechado para que tuviera una de sus peores actuaciones políticas de la actual campaña.

Este jueves, Clinton, quien encabeza las preferencias de los votantes demócratas, pronunció un enfático no al ser cuestionada sobre si apoyaba o no la idea de dar licencias de conducir a indocumentados.

La indecisión pareció estar ahora en el senador Barack Obama quien se vio vacilante en su respuesta, aun cuando ha mantenido constantes críticas a Clinton por verse indecisa en el asunto.

Obama criticó a la administración Bush "por no haber hecho nada", para resolver el problema de la inmigración indocumentada.

"Debemos crear una solución integral al problema dando prioridad a la seguridad y luego procesando a los empleadores que contraten trabajadores indocumentados", dijo el senador por Illinois.

"Los empleadores tienen más posibilidades de que les caiga un rayo a la de ser perseguidos", afirmó Obama al no responder claramente si se oponía o no a otorgar licencias a indocumentados e insistir en la necesidad de dar seguridad en el tema migratorio.

Por su parte, el senador John Edwards, dijo no apoyar el conceder licencias de conducir a los indocumentados, pero insistió en la necesidad de aprobar una reforma migratoria integral.

El también senador Christopher Dodd, indicó que estaría mal ofrecerles este beneficio a los indocumentados, porque sería como darles un atractivo para cruzar la frontera en forma ilegal.

En cambio, el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, fue claro en apoyar el plan de permitir a los indocumentados el conducir legalmente por calles y autopistas de este país.

"Yo ya lo hice (en Nuevo México). Esto es un asunto de seguridad pública, reduce las muertes en accidentes de tránsito", aseguró.

Richardson dijo que en Nuevo México, el 33 por ciento de los inmigrantes mexicanos no tenían seguros de responsabilidad en sus autos, antes de aprobarse el concederles licencias; ahora dijo, sólo un 11 por ciento carece de seguro.

Sin embargo, el más radical en su respuesta, fue sin duda el representante Dennis Kucinich, quien afirmó incluso que los inmigrantes no deben ser llamados ilegales, "ningún ser humano es ilegal". "Ellos son indocumentados", enfatizó.

Kucinich se mostró a favor de una reforma migratoria que legalice los millones de indocumentados que se encuentran en el país.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login