Suspenden deportación de mexicano padre de soldado muerto en Irak

Dallas.- Autoridades migratorias de Estados Unidos informaron que se abstendrán de deportar a un mexicano, padre de un soldado estadunidense muerto en Irak, para dar tiempo a que el Congreso apruebe una ley que le conceda la residencia.

Enrique Soriano, un inmigrante indocumentado padre de Armando Soriano, enfrentaba la deportación inminente hasta que fue notificado el miércoles que la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos optó por "posponer la acción".

La decisión le permitirá a Soriano residir y trabajar de manera legal en Estados Unidos por un año, explicó la vocera de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía, María Elena García Upson.

Funcionarios de la dependencia notificaron el miércoles de manera oficial la decisión al abogado de Soriano, Isaías Torres.

La medida "es un paso adelante, pero no es una solución de largo plazo", dijo Torres. "Al menos (Soriano) ya no está bajo la amenaza de ser detenido y removido", un temor con el que había vivido desde hace varios años, agregó.

El caso de Soriano, quien reside en Houston, reflejó las complicaciones de las familias integradas por ciudadanos estadunidenses e inmigrantes indocumentados.

Armando Soriano, el hijo de Enrique, murió en Irak en febrero de 2004 cuando una bomba explotó debajo del vehículo militar en el que viajaba.

El soldado, de 20 años, fue sepultado con honores militares y le fue concedida la Medalla de la Estrella de Bronce post mortem.

Tras su muerte, varios miembros de la familia se beneficiaron de una política que concede a los parientes inmediatos de soldados que mueren en la guerra la oportunidad de convertirse en residentes legales de Estados Unidos, aunque estén de forma ilegal en el país.

La madre de Armando, Cleotilde, fue aprobada para dicho beneficio. Sin embargo, la petición de residencia permanente de Enrique fue negada por haber incurrido hace años en una violación a las leyes migratorias.

En 1999, Enrique SOriano fue deportado tras haber sido descubierto tratando de ingresar a Estados Unidos haciéndose pasar por ciudadano estadunidense.

Tras la deportación, decidió regresar en forma ilegal y vivir con su familia en Houston. Las autoridades migratorias descubrieron que se encontraba en Estados Unidos en forma indocumentada cuando solicitó su residencia permanente, tras la muerte de su hijo.

Su petición alertó a los funcionarios migratorios, que iniciaron entonces un proceso para su deportación, el cual fue detenido este miércoles al notificarle la posposición de la acción.

La posposición, empero, es otorgada por la oficina distrital de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía y no le concede la oportunidad de solicitar la residencia permanente.

Para ello, el congresista demócrata por Houston, Gene Green, ha interpuesto una iniciativa de ley privada para conceder a Enrique y a la hermana menor de Armando, Areli, el estatus de residentes permanentes.

La iniciativa está ahora en un comité de la Cámara de Representantes. Las iniciativas de ley privada proveen beneficios a personas específicas y las concesiones migratorias constituyen el principal asunto que se atiende a través de estas propuestas.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login