Vaticano publica documento que permitiría unidad católica-ortodoxa

Ciudad del Vaticano.- El Vaticano publicó un documento histórico en el cual ortodoxos y católicos reconocen al Papa como "el primero de los patriarcas" y abren el camino a la unidad de ambas iglesias cristianas.

El texto de 46 párrafos fue difundido por la sala de prensa de la Sede Apostólica y consignó las conclusiones del último encuentro de la Comisión Mixta Internacional para el Diálogo Teológico entre las iglesias católica y ortodoxa.

Basado en las discusiones de Ravena (Italia) del 8 al 14 de octubre pasados, lleva por título "Consecuencias eclesiológicas canónicas de la naturaleza sacramental de la Iglesia. Comunión eclesial, conciliaridad y autoridad".

En el párrafo 41 afirmó que ortodoxos y católicos "concuerdan" en el hecho de que "Roma, en cuanto Iglesia que preside en la caridad ocupaba –antes del cisma- el primer puesto en el orden canónico".

"El obispo de Roma es, por lo tanto, el protos (primero) entre los patriarcas" indicó el documento que abriría la posibilidad a que se supere la división de casi mil años entre las iglesias orientales ortodoxas y la católica de rito latino fiel al Vaticano.

En el año 1054 se dio el llamado "gran cisma de Oriente y Occidente", que dividió a la Iglesia romana de otras tantas iglesias en el próximo y lejano oriente.

Tras siglos de enfrentamiento y gracias al Concilio Vaticano II se quitaron una a una las razones del cisma, se levantaron excomuniones y restauraron memorias, el único motivo de división que permanecía se refiere al rol del Papa.

Los patriarcas ortodoxos no reconocían al pontífice como superior a ellos en autoridad y, por tanto, como válido sucesor de Cristo; con el reconocimiento de "primer patriarca" al obispo romano en el documento se abrió la puerta a la unidad.

Pero las conclusiones de Ravena agregaron que aún "no existe acuerdo sobre la interpretación de los testimonios históricos de esta época en lo que corresponde a las prerrogativas del obispo de Roma en cuanto protos".

El cardenal Walter Kasper, presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, consideró al documento como "un paso importante", aunque pidió prudencia porque falta camino por recorrer entre ortodoxos y católicos.

"Por primera vez las Iglesias ortodoxas dijeron que sí, que existe un primado: según la praxis de la Iglesia antigua, el primer obispo es el obispo de Roma", confirmó en declaraciones a la Radio Vaticana.

Explicó que el escrito indicó la praxis para un debate futuro mientras estableció que se trata de un "modesto primer paso y como tal da esperanza, pero no se puede exagerar su importancia.

"La próxima vez debemos hablar sobre el papel del obispo de Roma en la Iglesia universal en el primer milenio, el segundo milenio, el Concilio Vaticano I y Vaticano II; no será fácil, el camino es muy largo y difícil", concluyó.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login