Nuevas medidas humanitarias sobre redadas en EU

El senador Edward Kennedy y el representante William Delahunt destacaron nuevas directrices sobre redadas en los centros de trabajo, anunciadas por la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE).

Las directrices de la ICE, adscrita al Departamento de Seguridad Interna (DHS), ejecutan procedimientos para la identificación rápida de personas que son únicas responsables de niños, ancianos o discapacitados, o que deben ser liberadas por razones humanitarias.

"Esperamos que estas directrices aseguren que las mujeres embarazadas, las madres lactantes y cuidadoras únicas ya no estén más sujetas a la detención", indicaron los legisladores en un comunicado.

"Elogiamos a la ICE por estar de acuerdo en permitir que entidades estatales de servicios sociales participen en la inspección humanitaria de los arrestados cuando sea posible", indicaron.

Kennedy y Delahunt manifestaron que desde el arresto en marzo pasado de 350 trabajadores en una fábrica en New Bedford, Massachussets, han trabajado de cerca con la ICE para el desarrollo de directrices con una base humanitaria.

Un reporte divulgado en octubre por el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) y el Instituto Urbano (UI, indicó que las redadas son una "carga pesada " no sólo para las familias sino para las comunidades, el sistema escolar y los proveedores de servicios sociales.

Por cada dos personas detenidas como parte de las redadas migratorias un niño se queda sin familia, a pesar de que la mayoría son ciudadanos estadunidenses, según un estudio.

El reporte analizó el impacto de las redadas de la ICE en Greeley, Colorado; Grand Island, Nebraska; y New Bedford, Massachusetts, donde fueron arrestadas un total de 912 personas y 506 niños fueron directamente afectados.

Entre los hallazgos del estudio destaca el hecho de que los procedimientos de la ICE hacen difícil que los detenidos se comuniquen con sus familiares o con cuidadores para hacer arreglos sobre el cuidado y la atención de sus hijos.

Después de la redada, la mayoría de los niños se quedó con uno de los dos padres, sin embargo algunos se quedaron sin el único padre que tenían o sin ambos, por ejemplo, en Grand Island ambos padres del 17 por ciento de los niños afectados fueron arrestados.

El estudio documentó que los niños experimentaron un trauma emocional por el miedo de que los despojaran bruscamente de sus padres o por la súbita ausencia de ellos.

– Notimex

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login