Protestan miles en Washington contra el odio racial en Estados Unidos

Miles de personas marcharon este viernes frente al edificio del Departamento de Justicia en esta capital, para pedir al gobierno federal que investigue actos de racismo en Estados Unidos.

El reverendo Al Sharpton, organizador del evento, dijo que el gobierno "debe intervenir y proteger a sus ciudadanos", y subrayó que "no es broma" cuando alguien cuelga nudos de horcas en los árboles que recuerdan los linchamientos que sufrían los negros en el pasado.

Los manifestantes pidieron al gobierno federal que investigue el caso de los Seis de Jena, la localidad de Louisiana donde seis jóvenes afroestadunidenses fueron acusados de golpear al estudiante blanco Justin Barker en la escuela secundaria local en diciembre pasado.

El incidente ocurrió meses después de que estudiantes blancos colgaran una soga en el árbol de la escuela, y hasta la fecha nadie ha sido acusado por ese delito, tras el cual se han repetido varios similares en otras partes del país.

Mychal Bell, de 17 años de edad, el único de los Seis de Jena en ser enjuiciado, fue condenado en junio pasado por agresión agravada en segundo grado y por conspiración, pero la sentencia fue revocada posteriormente y el caso enviado a una corte juvenil.

El juez estatal J.P. Mauffray aceptó este viernes abrir al público el juicio contra Bell, de 17 años, luego de que 24 organizaciones de prensa presentaran un demanda para pedir acceso total a las audiencias.

El procurador general Michael Mukasey, que juró esta semana su cargo en reemplazo de Alberto Gonzales, reconoció incidentes recientes de nudos de horcas y otros símbolos de odio religioso y racial en escuelas, centros de trabajo y vecindarios.

"Estos símbolos de odio no tienen lugar en nuestro gran país", señaló Mukasey, quien resaltó esfuerzos en la investigación por parte del Departamento de Justicia, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la policía local y organizadores de derechos civiles.

Señaló que en base a esos esfuerzos conjuntos "se investigará agresivamente docenas de nudos de horcas y otras amenazas racial y religiosamente motivadas en el país. Para ser más efectivos, estas investigaciones no ocurrirán en el ojo público".

Agregó que el Departamento de Justicia comparte con los manifestantes su objetivo de llevar a la justicia a quienes cometen actos racistas, así como su visión de erradicar el odio racial en la sociedad.

Reconoció que aunque existen limitaciones y obstáculos en procesar los crímenes de odio, las autoridades judiciales toman seriamente cada caso.

El reverendo Sharpton participó en la marcha junto con el locutor Tom Joyner, el comediante Steve Harvey y Martin Luther King II, hijo del famoso defensor de los derechos civiles de los afroestadunidenses.

Participaron también familiares de personas que murieron a manos de la policía y de los llamados Seis de Jena, en una manifestación masiva que recordó la realizada en septiembre pasado por activistas afroestadunidenses para demandar justicia en esos casos.

– Notimex

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login