Día de Acción de Gracias

Estados Unidos celebra este jueves el Día de Acción de Gracias que simboliza la comida que compartieron los primeros colonos estadounidenses en Plymouth, Massachussets, con miembros de la tribu indígena local Wampanoag en 1621.

Más de un siglo después, el primer presidente de Estados Unidos de América, George Washington lo estableció como un día feriado nacional desde 1789. Muchos en la comunidad latina participan en esta festividad familiar como un agradecimiento por sus logros en Estados Unidos y una petición para que en el gran banquete se incluya algún día plenamente a los inmigrantes indocumentados.

Como platillo nacional por excelencia durante el festejo, Estados Unidos cría unos 260 millones de pavos al año. Típicamente el pavo al horno se acompaña con una salsa de arándano, papas dulces y pastel de calabaza.

Para satisfacer el apetito nacional se cultivan unas 300 toneladas de arándano, 750 toneladas de papas dulces y 500 toneladas de calabazas. En la tradicional cena no pueden faltar los tradicionales platos latinoamericanos como los tamales, la gallina rellena entre los salvadoreños e incluso entre algunos peruanos el cuy o conejillo de indias, en sustitución del pavo.

Como ya es tradición en esta fecha, el presidente George W. Bush “perdonó” esta semana la vida de los pavos “May” y “Flower”, en recuerdo del barco “Mayflower” que en 1620 transportó a los llamados peregrinos desde Inglaterra a la costa de lo que es actualmente Estados Unidos. Los pavos, que fueron perdonados en la Casa Blanca en una ceremonia similar a la que realizó por primera vez Harry Truman hace 60 años, serán homenajeados con un viaje de primera clase a Disney World, donde este jueves encabezarán un desfile.

"Espero que este honor no se les vaya a la cabeza. Que vivan el resto de sus visas gozosos y que todos los estadounidenses disfruten el día llenos de amor y paz. Que Dios los bendiga a todos", señaló Bush.

En uno de los festejos recientes, el pavo escogido por la Casa Blanca nunca se dejó atrapar. Por eso desde el año pasado los asesores del presidente eligieron un pavo extra “de repuesto".

El Día de Acción de Gracias marca además el inicio de la temporada de viajes y ventas navideñas.

La Asociación Americana de Automovilistas (AAA) estima que cada año más de 30 millones de estadunidense usan sus carros para acudir al reencuentro familiar; casi cinco millones viajan en avión y casi dos millones lo hacen en trenes.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login