Afirman que nuevos cardenales de México y EU beneficiarán relación

Por Andrés Beltramo Alvarez
Notimex

Ciudad del Vaticano.- El nombramiento de dos nuevos cardenales en estados fronterizos entre México y Estados Unidos demuestra el apoyo del Papa Benedicto XVI a la lucha por la justicia migratoria en ambos países, afirmó Emilio Carlos Berlié.

El arzobispo de la diócesis mexicana de Yucatán y consultor del Pontificio Consejo para los Migrantes e Itinerantes del Vaticano, consideró que los nuevos purpurados podrán facilitar los vínculos entre su ambos países.

En entrevista con Notimex, consideró "muy significativo" que durante el Consistorio Público del pasado fin de semana el papa haya elevado a cardenales a los arzobispos de Texas en Estados Unidos y Nuevo León en México.

Se trata del estadunidense Daniel DiNardo, pastor de Galveston-Houston, y Francisco Robles Ortega, prelado de Monterrey, quienes recibieron de manos del pontífice el birrete rojo cardenalicio junto con otros 21 religiosos del mundo.

De acuerdo con Berlié el gesto demostró la "solicitud" de Benedicto XVI para con este problema particular de los católicos en Norteamérica y su interés en una justa solución.

Ellos "pueden alzar su voz más eficazmente, se está reconociendo al estado de Texas que se hizo arquidiócesis hace no mucho, el reconocimiento de los cardenalatos es una magnífica oportunidad para relanzar la lucha migratoria", indicó.

Apuntó que existe una "gran sensibilidad" de parte de las diócesis del norte mexicano sobre el tema migratorio, las cuales atienden anualmente a cientos de personas que viajan hacia Estados Unidos en búsqueda de un futuro mejor.

Actualmente se estima que en Estados Unidos residen aproximadamente unos 41 millones de hispanos, 13 por ciento del total de la población mientras, de estos, los mexicanos superan la barrera de los 16 millones.

El arzobispo yucateco calificó de "penoso" y "anacrónico" el muro fronterizo que está reforzando el gobierno estadunidense en el sur del país como medida de disuasión para los inmigrantes ilegales y pidió, al contrario, "tender puentes de amistad".

"No sólo de amistad, de voluntad, sino también puentes jurídicos. Los legisladores de ambos países deben proponerse tender puentes, porque no se puede pensar en el siglo XXI en muros", dijo.

"Si fue penoso que se hiciera en la segunda guerra mundial un muro que después vimos que no sirvió sino para cubrir verguenzas, el muro de Berlín, y ahora nuevamente hablar de un muro me parece anacrónico", agregó.

Estableció como "legítimo" y "natural" el deseo de legislar sobre los residentes en Estados Unidos, además de la necesidad de sujetar a controles a quienes ingresan al país, pero negó que esto pueda llevarse a cabo con el uso de murallas.

La seguridad interna, sostuvo, puede garantizarse mediante una "buena legislación fruto de un estudio maduro y no político ventajoso, un estudio profundo desde ambas partes de la frontera".

Estos cardenalatos "servirán para establecer puentes humanitarios, jurídicos y religiosos para decir que por encima de cualquier muro debe existir el entendimiento entre hombres de buena voluntad", concluyó Emilio Carlos Berlié.

– Notimex

You must be logged in to post a comment Login