Videojuegos muestran el debate migratorio

Dallas.- Conforme se prolonga e intensifica el debate sobre la inmigración en Estados Unidos, activistas a favor y en contra del arribo de extranjeros a este país se han volcado a un nuevo medio para promover sus agendas: los vídeojuegos.

A lo largo del último año han sido creados una docena de juegos orientados a despertar conciencia sobre el problema de la inmigración y promover el cambio de las leyes en la materia. Pero también han aparecido otros en el lado opuesto, creados por grupos antiinmigrantes que promueven una agenda contra las minorías étnicas y difunden los juegos para ridiculizar y amenazar a indocumentados.

"Los juegos son muy buenos para explorar asuntos complejos, y que asunto más complejo que el de la inmigración", explicó Suzanne Seggerman, directora de la organización Games for Change.

La organización sin fines de lucro promueve la creación y difusión de juegos para crear conciencia sobre asuntos sociales y ecológicos.

"Se puede obtener mucho de un juego, más que de una película y de alguna manera más que de otros medios, porque uno se enrola activamente en vez de ser sólo un consumidor pasivo", indicó Seggerman. Breakthrough, una organización de derechos humanos con sede en Nueva York, se apresta a distribuir en enero próximo en forma gratuita a través de Internet, un vídeojuego que ha sido considerado como el más completo y sofisticado de todos los que han aparecido hasta ahora.

Los creadores de "ICED! I Can End Deportation", (Yo Puedo Parar la Deportación) pretenden que mediante este vídeojuego las personas se eduquen sobre las leyes migratorias y sobre la arbitraria naturaleza de las mismas.

En el vídeojuego, cinco adolescentes, cada uno de distinta nacionalidad y con diferente estatus migratorio, son continuamente perseguidos por agentes de inmigración al tiempo que deben tomar decisiones de naturaleza moral y legal.

Los personajes caminan por las calles de Nueva York y en cualquier momento pueden toparse con agentes migratorios que les hacen preguntas, que de ser respondidas en forma incorrecta pueden enviarlos a un centro de detención.

De acuerdo con Breakthrough, el juego busca exhibir cómo las leyes migratorias aprobadas en 1996, aumentaron el número de delitos que pueden conducir a la deportación y limitaron los derechos de los inmigrantes.

Los jugadores tratan de evitar ser deportados al mantener un bajo perfil y realizar trabajos de servicio comunitario.

Violaciones como subirse a un autobús sin boleto o el robo de algún pequeño artículo en una tienda restan puntos al jugador. En caso de perder un buen número de puntos, el personaje puede terminar en un centro de detención migratoria.

El juego te permite colocarte en el cuerpo de un inmigrante, de forma que puedas experimentar lo que ellos atraviesan. Existen muy pocas oportunidades de tener esa perspectiva, explicó Mallika Dutt, directora de Breakthrough.

También en los próximos meses, un grupo de estudiantes de la Universidad de Denver planean lanzar un vídeojuego llamado "Squeezed" (Exprimido), diseñado para despertar simpatías por los trabajadores migrantes.

El jugador toma la forma de una rana que deja su hogar para trabajar en el exterior en la pizca de fruta. La fruta es exprimida para hacer jugo para la economía virtual. La rana puede gastar el jugo que ganó en sí misma o enviarlo a su familia en el extranjero.

Si la familia no recibe suficiente jugo, ellos envían malas noticias y el "medidor" de desolación de la rana aumenta y

You must be logged in to post a comment Login